La hepatitis E ya está en Córdoba

0
188
Las investigadoras Belén Pisano y Maribel Martínez Wassaf.
Las investigadoras Belén Pisano y Maribel Martínez Wassaf.
Las investigadoras Belén Pisano y Maribel Martínez Wassaf.

Se transmite por vía fecal y oral. La mayoría de las veces, la enfermedad se presenta sin síntomas.

 

El estudio detectó la presencia del virus de la hepatitis E en muestras del río Suquía y de residuos cloacales.

También detectaron los anticuerpos asociados a este germen en un banco de suero conformado por donaciones de vecinos de muchos barrios de la ciudad. Según este análisis, el 4,4 por ciento de la población estuvo alguna vez en contacto con este virus.

El trabajo fue realizado en el Instituto de Virología de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) en colaboración con la Universidad Católica de Córdoba (UCC). Fue la tesis de doctorado de Maribel Martínez Wassaf, quien estuvo dirigida por la investigadora Viviana Ré.

Las hepatitis virales pueden ser agudas o crónicas. Las primeras son provocadas por los virus de la hepatitis A y B, contra los cuales hay vacunas; mientras que las segundas son ocasionadas por el tipo C.

Sin embargo, en Asia oriental y meridional, en países como India o China el virus de la hepatitis E es endémico.

Se transmite principalmente por la vía entérica (fecal-oral), a través del consumo de agua o alimentos contaminados. Si bien produce hepatitis agudas comunes, en el último tiempo se han reportado que en personas inmunocomprometidas, como pacientes trasplantados o con HIV, este virus puede causar hepatitis crónicas.

“Que hayamos detectado que el virus circula era algo previsible. Lo importante es que hoy tenemos las herramientas para detectarlo”, indicó Ré.

 

Fuente: Diario La Voz del Interior