La Iglesia Católica expresó su preocupación

0
102

Cristina Fernández recibió a los obispos de la Conferencia Episcopal. También, a representantes de iglesias evangélicas. La semana próxima, hará lo mismo con miembros de la Daia y del Centro Islámico. El fin de semana, la Presidenta viaja a Santa Cruz.

iglesia_7

Por Horacio Aizpeolea

Buenos Aires. Los obispos argentinos expresaron ayer en persona a Cristina Fernández su “preocupación” por la tensión social que se vive en gran parte del país, a raíz de las medidas de fuerza por reclamos salariales que impulsaron varias policías provinciales. En la reunión también se habló sobre “el avance del narcotráfico en la sociedad”, según expresó, monseñor José María Arancedo, titular de la Conferencia Episcopal argentina, que nuclea a los obispos de todo el país.

La cita se dio en la residencia presidencial de Olivos, y junto a Arancedo estuvieron los obispos Virginio Bressanelli (Neuquén) y Mario Antonio Cargnello (Salta), además del Secretario de Culto de la Nación, Guillermo Oliveri.

Arancedo conversó con periodistas en el reestreno de la sala de prensa de Olivos, que llevaba 10 años desmantelada. “Le agradecimos a la Presidenta la invitación y le dimos nuestros deseos de Feliz Navidad”, dijo Arancedo.

“Se habló de los que pasa en las provincias y de la necesidad de entablar un diálogo constructivo y sincero ante los planteos”, agregó.

“Ella está preocupada por todo lo que puede significar que una fuerza de seguridad que tiene que tener una cadena de mando haya pasado por esto. Esto que hemos vivido no tiene que volver a pasar; si hay dificultad hay que encontrarse y dialogar. Esto ha puesto en peligro vidas y bienes de muchas personas”, sostuvo el titular de la Conferencia Episcopal.

“También salió el tema (del narcotráfico), el daño que está creando el avance de la droga y la instalación del narcotráfico en muchos ámbitos de la sociedad. Hace falta una respuesta de toda la sociedad, especialmente de la política, de la justicia y de las fuerzas de seguridad, pero sobre todo de la cultura, para que haya proyectos de vida en los jóvenes”, dijo Arancedo, que calificó de “cordial y respetuoso” al encuentro.

El arzobispo de Santa Fe comentó que se habló del nombramiento del sacerdote Juan Carlos Molina, al frente del Sedronar, el organismo estatal a cargo de la prevención contra las adicciones. “Nos pareció muy bien”, dijo Arancedo.

A principios de semana, los obispos emitieron un comunicado expresando su preocupación sobre los episodios violentos. “Argentina necesita con urgencia en estos momentos deponer actitudes que comprometen la seguridad y la paz social. Esto nos atañe a todos”, habían declarado los obispos. “No hay que negar los problemas sino asumirlos y encaminarlos a través de un diálogo sincero y constructivo, que es expresión de pertenencia y amistad social”, sostuvo la cúpula de la Iglesia Católica.

Cristina Fernández también mantuvo una reunión con la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas, mientras que la semana próxima recibirá a representantes de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas y del Centro 
Islámico.

La Presidenta estaría viajando este fin de semana al Calafate, para retornar el lunes a la Capital Federal.