La jubilación mínima aumentaría 47%

0
121

La Provincia analiza subir el piso previsional, que no se toca desde 2011. Pasaría a $ 2.200 para equipararse con el que paga la Anses a nivel nacional.

El Gobierno provincial reconoció ayer que analiza actualizar la jubilación mínima que paga a los pasivos del sistema local.

Si bien en agosto del año pasado había aumentado el beneficio, en realidad, esa medida se tradujo en un complemento que elevó el pago básico a 2.500 pesos para quienes no perciben ningún otro beneficio.

En cambio, la mínima sin complemento se mantuvo sin cambios, después de subir a 1.500 pesos en abril de 2011. Como en aquella oportunidad, la medida también ahora coincide con un proceso electoral.

Si bien el Ejecutivo evitó mayores precisiones, la intención es elevar el piso a alrededor de 2.200 pesos, lo que implica un salto de casi 47 por ciento.

De esta forma, quedaría equiparado con la mínima que paga la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), de 2.165 pesos desde marzo.

En cambio, no se actualizaría el complemento que se creó a través de la ley 10.078, por medio de la cual se aplicó la prórroga de seis meses en la suba de haberes.

El dato trascendió ayer tras la conferencia de prensa que el jefe de Gabinete, Oscar González, encabezó junto al secretario de Previsión Social, Osvaldo Giordano, para presentar el Informe Anual 2012 de la Caja de Jubilaciones.

“Es un punto que estamos analizando en función de las posibilidades que tiene la Provincia. Un tema que complejiza son las prestaciones no previsionales”, indicó Giordano.

Es que esos beneficios se pagan tomando como referencia la jubilación mínima. Por lo tanto, un cambio en esa variable incidirá en los pagos a los excombatiente de Malvinas; artistas; los reconocimientos al mérito deportivo y quienes fueron presos políticos durante la dictadura.

La intención oficial es trata de llegar con la suba de la mínima en julio, pero podría quedar para agosto.

En cuanto a los beneficiarios alcanzados, serían alrededor de 2600 por la Caja de Jubilaciones y 2215 por beneficios no previsionales.

Números. Según el Informe Anual 2012, el déficit consolidado del sistema previsional cordobés cerró el año pasado en 1.326,9 millones de pesos.

Esa pérdida habría sido mayor (1.565 millones) sin los cambios aplicados en la movilidad durante 2012.

“Si bien a nivel nominal todo crece por la inflación, si se lo mide como proporción de los gastos totales, el año pasado los ingresos genuinos cubrieron el 85 por ciento de las erogaciones”, señaló Giordano.

Eso significa que, tomado en relación al gasto, el déficit bajó de 18 a 15 por ciento. Seis años atrás, el nivel era de 34 por ciento. Y para 2013, se proyecta un impacto del ocho por ciento, el más bajo en 10 años.

“Se percibe una mejora en la sustentabilidad del sistema, que está asociada a los cambios en la política previsional”, explicó el funcionario.

La bisagra más importante fue en 2002, con la reforma que habilitó las jubilaciones anticipadas, pero al mismo tiempo se elevaron las edades para acceder al beneficio.

Según un cálculo preliminar de la Caja, el corrimiento en el rango etario impidió que el universo de pasivos creciera en los últimos años, un efecto que se diluirá en 2014.

En concreto, Giordano sostuvo que sin esa reforma, hoy habría 10 mil jubilados más, por lo que el déficit de 2012, en lugar de 1.327 millones, habría sido de 2.979 millones de pesos.

“Si bien ha mejorado ostensiblemente la sustentabilidad, el principal problema es la negativa del Gobierno nacional a cumplir con las transferencias”, se quejó el titular de la Caja.

En esa línea, remarcó que no está en estudio atenuar el diferimiento en el pago de los aumentos de haberes hasta tanto no haya “un horizonte claro” en la relación con la Nación.

Y como dato comparativo, sostuvo que, el año pasado, las transferencias del Tesoro provincial para pagar las jubilaciones en tiempo y forma superaron a la recaudación conjunta de los impuestos Inmobiliario y Automotor.

4.811 beneficiarios alcanzados

Impacto. Un aumento en la jubilación mínima provincial impactará en los cobros de 6.532 beneficiarios, incluidos los pagos no previsionales. En la actualidad, el piso del beneficio es de 1.500 pesos, desde abril de 2011.

Previsionales. Hay 875 personas que cobran la mínima de 1.500 pesos. A ellas se suman 1.721 beneficiarios con haberes que van de 1.501 y 2.200 pesos.

Otros. La jubilación mínima también es termómetro de lo que cobran 1.800 excombatientes de Malvinas; 300 ex presos políticos (dos haberes mínimos); 70 artistas que perciben una gratificación mensual (equivale a 3,5 jubilaciones mínimas), y 45 personas incluidas en el régimen al mérito deportivo. En total, los beneficios no previsionales suman 2.215 liquidaciones.

Pago de haberes

Los jubilados y pensionados podrán cobrar desde el viernes sus haberes de junio, ya que ese día ya estarán depositados los fondos para poder realizar extracciones desde cajeros automáticos o por ventanilla en las sucursales asignadas del Banco de Córdoba.

 

Fuente: Diario La Voz del Interior