La Justicia no tiene aún certezas de por qué explotó el gasoducto

0
192

explosion-en-pilar_0

La Fiscalía Federal de Villa María sigue sumando y analizando peritajes, sin llegar a conclusiones.

 

Villa María. En los 25 días transcurridos desde la explosión seguida de incendio en un gasoducto, en la localidad de Pilar, no pudieron establecerse todavía las causas fehacientes que detonaron la tragedia que se cobró dos vidas y dejó importantes daños materiales.

La causa sigue siendo investigada por la Fiscalía Federal de Villa María. Los peritos de las distintas empresas y organismos que trabajan en el lugar no llegaron todavía a conclusiones que permita establecer con certeza la causa del incidente.

La Fiscalía villamariense fue sede el jueves 21 de una reunión entre los peritos de las empresas Transportadora de Gas del Norte (TGN), Ecogas, Epec y del ente nacional Enargas. En ese encuentro no se pusieron sobre la mesa resultados concretos que permitan inferir el origen del siniestro y no hay fecha estimativa en la que se podrá tener conclusiones, informó a este diario la fiscal María Virginia Miguel Carmona.

Hay nuevos encuentros previstos entre los peritos de las partes y oficiales para cruzar datos y tratar de llegar a una conclusión.

La fiscal explicó que se recaba información de las empresas y de los trabajos de mantenimiento que se venían haciendo hasta el día de la explosión y, como parte de las conclusiones a las que debe llegar la investigación, se trata de reconstruir al detalle lo que hicieron en los instantes previos de la detonación las personas fallecidas.

El productor agropecuario Daniel Ruiz Luque, quien pasaba por el sector en su camioneta, falleció en la misma explosión, quedando su cuerpo casi totalmente desintegrado por las llamas. La docente María Concepción López murió tras permanecer internada 21 días en el Instituto del Quemado.

Desde la Fiscalía se subrayó que aclarar lo sucedido llevará más tiempo y que la investigación trata de conducir con el mayor cuidado posible, atento a las dos vidas que se perdieron, y a los distintos intereses que se cruzan en la causa.

La explosión se produjo alrededor de las 9.30 horas del viernes 1 de agosto, en un gasoducto a cargo de la concesionaria TGN, del que se alimentan localidades cercanas y la central eléctrica de Epec en Pilar.

Además de los perjuicios a la central y propiedades vecinas, tres vehículos que circulaban por la ruta 13 resultaron gravemente afectados. Los conductores de dos de ellos fallecieron y el tercero, José Tissera, recién la semana pasada fue dado de alta. La explosión generó el corte del servicio del gas natural por días en varias localidades.

 

Fuente: Diario la Voz del Interior