La justificación de Lousteau, la negociación fallida de Moyano

0
152

El ex ministro insiste en que la medida intentaba evitar un mal mayor. El camionero buscó mediar, pero admitió el fracaso.

 

Seis años después del conflicto por la Resolución 125, el autor de esa medida, el ex ministro y actual diputado Martín Lousteau, la definió como un intento para frenar retenciones mucho más elevadasimpulsadas por el ex secretario Guillermo Moreno. En tanto, uno de los aliados principales del gobierno K en aquel momento, el titular de la CGT Hugo Moyano contó que intentó mediarentre Néstor Kirchner y la Mesa de Enlace, pero sin ningún resultado.

Lousteau le decía ayer a quien quisiera escucharlo que su objetivo con las retenciones móviles (que arrancaban en 44% para la soja) fue “impedir un mal mayor” propiciado por el ex secretario de Comercio y hombre fuerte de la economía durante buena parte del kirchnerismo. “Ese mal mucho mayor era equivalente al 63,4% de retenciones.

Moreno quería fijar el precio de la soja en US$ 180 la tonelada cuando su precio en el mundo era de US$ 600”.

Hugo Moyano también dio en la feria su versión de los hechos y se auto adjudicó un papel más conciliador que el que mostraba entonces. “Hasta el último momento estuvimos reunidos (con los dirigentes de la Mesa de Enlace) en la Rural para ver si podíamos salir de esa situación. Yo fui uno de los que más esfuerzos hizo”, señaló.

Moyano contó que los dirigentes agropecuarios le pidieron que hablara con el Gobierno para proponerle la postergación de la Resolución 125. “La gente lo único que necesitan es un período de seis meses, hasta fin de año, para discutir los temas. Pero quieren conversar con alguien del Gobierno, que alguien los reciba”, transmitió Moyano supuestamente al ministro Julio De Vido. Tras consultarlo con Néstor Kirchner, el mencionado ministro transmitió la respuesta oficial: “No, porque van a ir a la revista Noticias y van a decir que nos bajamos los pantalones”.

Según Moyano, aquella noche él no fue capaz de repetir esa respuesta a su regreso a la reunión con los ruralistas. “Habían comido pizzas, empanadas… dije que no me había podido comunicar. ¿Qué les iba a decir? ¿Qué me dijo eso? No me pude comunicar, dije. Se dieron cuenta. Se levantaron todos y nos fuimos”.

 

Fuente: Diario Clarín