La mayoría de los padres no regala lo que piden sus hijos

0
769
Con la nariz en la vidriera. Dos chicos, ayer, frente a una juguetería de Barracas. A la hora de comprar, el deseo de los niños no siempre logra imponerse.
Con la nariz en la vidriera. Dos chicos, ayer, frente a una juguetería de Barracas. A la hora de comprar, el deseo de los niños no siempre logra imponerse.
Con la nariz en la vidriera. Dos chicos, ayer, frente a una juguetería de Barracas. A la hora de comprar, el deseo de los niños no siempre logra imponerse.
Los chicos sueñan con consolas y celulares, pero los adultos les compran generalmente juguetes. ¿El consuelo? El 90% recibirá en su día más de un regalo. Dicen que el gasto promedio será de $ 225.

 

Son días de trabajo frenético en las jugueterías. Como en coloridos hormigueros, los vendedores van y vienen entre las estanterías. Y miles de regalos se envuelven sin parar. Como en los días previos a la Navidad, los padres salen de los locales con los bolsillos vacíos y las manos llenas, de bolsas. ¿Pero qué llevan adentro? ¿Es lo que sus hijos les pidieron para el Día del Niño? En la mayoría de los casos, no.

Se trata de un “día comercial”, que ya se impuso como una fecha obligada para comprar. El 90% de los padres les hace a sus hijos al menos un regalo. Pero en los negocios no siempre manda el deseo de los chicos. Pese a que ellos esperan consolas y celulares, los padres les compran mayormente juguetes. Así, sólo el 28,5% les dará el gusto de comprarles lo pedido. El resto, en cambio, impondrá su propio criterio, reveló una encuesta en todo el país de la consultora D’Alessio IROL, exclusiva para Clarín.

Según la investigación, dos tercios de los padres argentinos van a regalar juguetes este año. Y el 67% de ellos los habrá elegido sin seguir al pie de la letra el deseo infantil. Van a comprar, según afirman, algo más adecuado que piensen que les va a gustar, algo que puedan pagar o bien algo que a ellos mismos les atraía en su niñez.

“Esto no significa que los padres no tengan en cuenta la opinión de sus hijos. Surge de la encuesta que a la mayoría sí les importa complacerlos, pero no lo hacen como ellos quisieran, sino que aplican un filtro. Y si creen que lo pedido no es bueno, no se adecua a la edad o es muy caro, tratan de elegir algo mejor que también les agrade”, interpretó la socióloga Nora D’Alessio, vicedirectora de la consultora.

En ese sentido, un 27,5% de los padres afirmó que comprará algo distinto a lo pedido que cree que les gustará, y un 9% elegirá según el precio. Según estiman en CAME, este año los padres gastarán entre $ 200 y $ 250 por regalo.

Un resultado que sorprende es que cerca de un tercio de los padres (el 29%) les comprará los juguetes que ellos amaban en su infancia. Algo conflictivo porque hoy los chicos tienen gustos diferentes a los de hace tres décadas. Y a veces, hasta llegan a ser regalos poco convenientes.

“Vemos que a veces los padres piensan más en sí mismos que en los hijos al elegir. Por ahí uno viene y compra un tren eléctrico para un nene de dos años, lo arma y le dice ‘no lo toques que se rompe’. Entonces, es claro que ese padre compró para sí mismo algo que siempre quiso tener”, graficó Miguel Faraoni, titular de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete.

El consuelo para los chicos es que, aunque muchos no recibirán el juguete pedido, 9 de cada 10 padres les comprarán también otro obsequio: en especial ropa (49%), calzado (43%) y discos, libros o películas (23%). Pese a ser muy pedida, la tecnología viene después (21%), y luego los instrumentos musicales (15%).

Así, indumentaria aparece como el segundo regalo preferido, con un inusual consenso entre grandes y chicos. La mitad de los padres regalará ropa, y los chicos también la reclaman más, tanto como piden celulares o muñecos.

“Esto se ve especialmente en las nenas, hoy mucho más coquetas que las de hace 20 años: viven muy pendientes de la ropa y las zapatillas, los tipo de prendas y las marcas. Y en varones, es fuerte la demanda de calzado y ropa deportiva. La moda está más incentivada y por eso crece el shopping como un lugar de compra de regalos para el Día del Niño”, añadió D’Alessio.

¿Dónde se comprarán los regalos? El 40,5% irá a grandes jugueterías, el 38,5% a comercios del barrio, el 35% al shopping, un 20,5% a supermercados y un 15% a grandes marcas de ropa, según la encuesta.

“Lo que recomendamos es que compren regalos adecuados a la edad del chico, sin quemar etapas -aconsejó Faraoni-. No enfrentarlos con la tecnología antes de tiempo, para dejarlos disfrutar de los juguetes. No tratar de comprarles el juguete más caro o más complejo si aún no pueden entenderlo o manejarlo. Muchas veces lo mejor es algo barato, pero más adecuado a sus posibilidades. Y sobre todo, dedicar tiempo a jugar con ellos”.

 

Fuente: Diario Clarín