La mujer que le preguntó a Cristina en Harvard salvó siete vidas con la donación de sus órganos

0
1907

Mariana Filgueira Risso murió el sábado, tras ser embestida por un colectivo. Su familia autorizó la ablación y su viudo confirmó que la acción ayudó a niños que estaban en lista de espera. La joven se hizo conocida luego de participar en una conferencia de la Presidente

Trabajaba como médica y jefa de Gabinete de la Subsecretaría de Salud de la Ciudad, pero su identidad quedó asociada al recuerdo de la última visita de Cristina Kirchner a la Universidad de Harvard, donde Mariana Filgueira Risso fue una de las pocas personas que pudo hacerle una pregunta a una jefa de Estado que no suele ofrecer ruedas de prensa.

Esa referencia potenció la repercusión mediática del accidente de tránsito que el viernes terminó con la vida de esta mujer de 30 años, que ahora vuelve a ser noticia porque la donación de sus órganos permitió salvar a siete personas que esperaban un trasplante.

Donamos sus órganos. Ella era médica y ya lo teníamos charlado, es lo que hubiera querido“, contó su viudo, Francisco Lanús, quien confirmó que “con sus restos se salvaron siete vidas“. En ese sentido, el ex marido de la víctima detalló al diario Muy: “Por lo que me dijeron, cuatro válvulas del corazón fueron destinadas a niños pequeños del Garrahan que estaban en lista de espera. También sé que un riñón fue para otro chiquito“.

Filgueira Risso estudió en la universidad norteamericana de Harvard, donde en septiembre pasado la presidente Cristina Kirchner brindó una charla y respondió preguntas de los alumnos. La joven fallecida fue la primera que le realizó una pregunta a la jefa de Estado.

La mujer falleció el sábado a la mañana por las graves heridas que sufrió al ser embestida por un colectivo de la línea 118, cuando circulaba en moto por la zona de Plaza Italia.

El chofer, quien hizo bajar a todos los pasajeros y escapó dejando a la víctima abandonada, se entregó el martes al mediodía, pero negó haber embestido la moto de la chica. “No tuve nada que ver, se cayó sola de la moto”, dijo el chofer, que se apersonó en la comisaría 23 “ni bien se enteró que era buscado”, según lo expresó.

Los familiares de Mariana siguen pidiendo que quienes hayan sido testigos del accidente se presenten en la comisaría 23° de Santa Fe y Gurruchaga para que la causa no quede estancada.