La ola de inseguridad en la Provincia no cesa y ya se cobró 19 vidas en lo que va del mes

0
132

Durante el último fin de semana fueron asesinadas cuatro personas en hechos vinculados a delitos. Los crímenes ocurrieron en Tres de Febrero, Almirante Brown, Lomas de Zamora y Mar del Plata. Protestas de los vecinos

0010365873

En apenas 72 horas se registraron cuatro homicidios vinculados con la inseguridad en territorio bonaerense. Los casos elevan a 19 el número de asesinatos en lo que va del mes, lo que agudiza la trágica tendencia en materia de inseguridad que arrecia a la Provincia luego de la merma temporal de crímenes que hubo en enero.

Tres de las muertes ocurridas este fin de semana largo ocurrieron en el Conurbano, la zona más afectada por el flagelo. El sábado, alrededor de las 6 de la mañana, un vigilador privado fue ultimado de un balazo en el abdomen tras forcejear con un “motochorro” que asaltó una estación de servicio de la localidad bonaerense de Villa Centenario, partido de Lomas de Zamora.
Otros dos “motochorros” fueron responsables del asesinato de Agostina Brega (28) un día después. Pese a entregar todo cuanto pedían los delincuentes, la docente recibió un disparo en la espalda en la puerta de su casa de la calle D’Oliveira 4045 de Villa Pineral, partido de Tres de Febrero.
El crimen de Brega, quien vivía con su esposo, su hijo de cuatro años y su madre, conmocionó a esa localidad, cuyos vecinos preparaban una manifestación para esta tarde para reclamar a las autoridades por la inseguridad.
En el partido de Almirante Brown, Gastón Hernán Nieva (30) llegó a su casa en Glew en su Volkswagen Bora nuevo poco antes de la medianoche del domingo, cuando fue interceptado por delincuentes en motos que le querían robar el vehículo, en el que además iban su hijo de 7 años, su madre y una tía.
Sin mediar palabra, comenzaron los disparos, uno de los cuales impactó en el pecho del hombre, que se ganaba la vida como repartidor de pollos. Pese a la herida, en un acto reflejo el hombre intentó escapar y pudo manejar unos 100 metros con su familia dentro. Sin embargo, perdió el control, se subió a la vereda y chocó con un árbol. Murió en el acto.
En Mar del Plata, Guillermo Marcelo Koiv se desempeñaba como taxista y ayer a la madrugada intentó defenderse de un robo, pero fue asesinado a golpes y balazos. Un tiro le dio en la pierna derecha y otro en el pecho.
Tras el crimen, hubo piquetes en los accesos a la ciudad por parte de sus compañeros, que hicieron un paro al que adhirieron remiseros y colectivos.
Marzo violento
 
El saldo trágico que se registró en las últimas horas encuentra antecedentes inmediatos en lo que ocurrió en los últimos días en la provincia. El 19, en La Matanza, una mujer de 85 años murió de un infarto cuando ladrones entraron a su casa y le pegaron a su esposo. El mismo día, en Florencio Varela, un quintero boliviano fue asesinado en un asalto por cuatro delincuentes que se llevaron 150.000 pesos de la venta de un camión.
Un día antes, en la estación de trenes de Carapachay le robaron a un jubilado de 76 años que murió de un ataque al corazón. Le pegaron en la cabeza y le sacaron su celular. La víctima salió al andén y se desplomó.
 
También en Florencio Varela, pero el 17, una jubilada de 67 años fue asesinada a golpes durante un asalto. La víctima, Blanca Alicia Troncoso, fue atacada en el interior de su vivienda de la calle Misiones 1649. Habría intentado resistir el robo.

Otro caso sucedió el 15 en Villa Ballester, donde un efectivo de la Policía Metropolitana fue asesinado en la intersección de Caseros y Bolívar, en el partido de San Martín. La víctima, Javier Hidalgo, salía de la casa de unos amigos y fue sorprendido por los delincuentes. El efectivo ya había mantenido anteriormente cruces con esos asaltantes, quienes  habían intentado robarle su moto, sin éxito. Según trascendió, el efectivo había matado a uno de los ladrones en esa oportunidad.

 

En Villa Madero (La Matanza) el 14 de marzo mataron a Leonardo Paz, un aprendiz de chofer de 22 años que manejaba un colectivo de la línea 56. El hecho derivó además en un paro convocado por la Unión Tranviarios Automotor (UTA), en reclamo de mayor seguridad y en repudio por el asesinato.

Horas antes, el 13, un hombre perdió la vida de un balazo  en Ezeiza por dos asaltantes que quisieron robarle la moto. El mismo día hubo otros dos crímenes, ambos aparentemente por la voluntad de los asaltantes de llevarse los vehículos de las víctimas: fue en Quilmes y en Lomas del Mirador.

En la misma fecha, en Lanús, asesinaron a un kinesiólogo cuando entraba a su casa. Tenía 36 años.  y lo sorprendieron cuando guardaba su camioneta, acompañado por su madre. Y en Moreno, también el 13 de marzo,mataron a un camarógrafo de 37 para robarle la moto en una colectora del Acceso Oeste.

El 10, en La Plata, mataron a cuchilladas a Anselmo Gómez (67) en su casa al intentar defender a su familia. El 8, en Remedios de Escalada, la víctima fue un comerciante que quiso defender a sus hijos de un robo. El 6 asesinaron de un balazo a un barman delante de su novia para robarle la moto en San Martín.