La soja se cosecha en Córdoba con un fuerte salto en la rentabilidad

0
95

El año pasado, cada hectárea de la oleaginosa dejó pérdidas; ahora, aporta un promedio de 129 dólares de resultado económico. El boom de precios fue clave, incluso para revertir la caída de los rindes. 

Redacción Agrovoz

La cosecha de soja avanza en Córdoba y la buena noticia para los productores agropecuarios es que, de la mano de la fuerte suba de precios ocurrida desde fines del año pasado, el resultado económico y la rentabilidad que dejará la oleaginosa en esta campaña estará muy por encima de los flojos guarismos que tuvo el ciclo pasado.

Según la Bolsa de Cereales de Córdoba, cada hectárea de la oleaginosa, en un planteo de primera, está dejando a valores de hoy 129 dólares por hectárea y una rentabilidad sobre la inversión inicial de 20,2 por ciento.

El contraste con respecto al ciclo pasado es notorio: en la campaña pasada, cada hectárea dejó una pérdida de 0,5 dólares y una rentabilidad negativa del 0,1 por ciento.

La clave para este giro fue el precio, que se incrementó 56 por ciento de 215 dólares por hectárea a 334 dólares, y más que compensó la merma del cinco por ciento en los rindes estimados (de 33,6 quintales a 31,9 quintales en el promedio ponderado provincial).

Al principio de la campaña, cuando las perspectivas productivas eran muy malas por el accionar del fenómeno La Niña, se estimaban rindes de apenas 21,9 quintales, que significaban una rentabilidad negativa del 18 por ciento, pese a los precios altos.

“De haberse mantenido los rendimientos de la campaña previa, la tasa de rentabilidad se esperaría en 26 por ciento, mientras que si lo que se hubiese mantenido fuesen los precios, la rentabilidad sería negativa en un nueve por ciento”, resume el reporte de la entidad bursátil.

Vale decir en este contexto es que este saldo positivo se logra pese a que lo que se va en impuestos de cada hectárea subió 346 por ciento, de 18 dólares a 80 dólares.

Combinado

En cuanto al planteo de una soja de segunda, sembrada sobre trigo, el dato es que la oleaginosa logra salvar el pésimo resultado que mostró el cereal debido a la fuerte caída de los rindes.

Las lluvias tardías de marzo sirvieron para consolidar un escenario de rendimientos similares a los de la campaña previa, cerca de los 29 quintales por hectárea.

Con los mayores precios de la oleaginosa, este planteo combinado arrojaría un resultado de 125 dólares por hectárea, cuatro veces más alto que los 30 dólares del año pasado; y una rentabilidad del 18,2 por ciento, 13 puntos por encima del 5,7 por ciento de 2019/20.

Por departamento

Por otro lado, el informe de la Bolsa cordobesa muestra los números desagregados por departamento. El dato para soja de primera es que solo en uno (Santa María) la rentabilidad es negativa. En trigo sobre soja, son dos los que aparecen en rojo: Río Seco y Río Cuarto.