La técnica desplazada del Indec sostuvo que en el organismo “hay patotas afines a Moreno”

0
91

0010357499A Marcela Almeida la echaron del instituto tras cuestionar los índices. Por segundo día consecutivo, intentó entrar al edificio pero no la dejaron. En InfobaeTV apuntó contra el secretario de Comercio.

 

Las críticas a las mediciones de la inflación le costaron caro a Almeida, quien en 2007 asumió como coordinadora del Índice de Precios al Consumidor (IPC). Su sueldo en el Indec estuvo congelado durante tres años. Después directamente la despidieron. Ahora, el organismo se rehúsa a cumplir con los fallos judiciales que ordenan que sea readmitida.

“Me dijeron que no me van a reincorporar ni aunque lo diga el papa Francisco hasta que la Corte Suprema no confirme el fallo, pero la Cámara (de Apelaciones) ya dijo que no hace falta”, contó ayer cuando le fue impedido el ingreso.

La situación se repitió ayer a la 1. En esta oportunidad, la mujer llegó al edificio acompañada de una movilización con miembros de ATE, la CTA y varios dirigentes de sectores de izquierda, como Christian Castillo, Marcelo Bodart y Marcelo Ramal.

“Teníamos una asamblea pautada hoy y a eso le agregamos que ayer no me dejaron entrar”, dijo a Infobae. Precisó que la intención era ingresar, pero que en caso de que no se lo permitieran, el objetivo era dejar una nota para pedir una audiencia. No consiguió ninguna de las dos cosas.

“Nos cerraron todas las puertas, no les interesa hablar con nosotros“, resumió. Dijo, además, que vio a algunos miembros de la “patota” de Guillermo Moreno en el lugar, pero que ninguno se acercó a la movilización. En cambio, un funcionario cruzó a lo largo de la protesta en una actitud “provocativa”, pero no hubo reacciones, agregó.

La sala IX de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo confirmó una sentencia de primera instancia a favor de Almeida, que ordenaba al Indec que la reincorpore. Pero cuando ayer ella quiso reincorporarse al trabajo, personal de seguridad la detuvo. Funcionarios le explicaron luego que el organismo había presentado un recurso de queja ante la Corte Suprema. “Ellos saben que no va a ser favorable”, estimó.

Pese a la negativa oficial, Almeida seguirá insistiendo en la Justicia. Según dijo, volverá al juzgado que falló en primer término a su favor. Y también ultima los detalles de una presentación penal contra tres directivos del Indec: Ana María Edwin, Norberto Itzcovich y Joaquín Labarta.

Mientras tanto, el Indec volverá a ser blanco de una protesta el próximo viernes. Acompañada por una manifestación de ATE, Almeida se sumará al tradicional abrazo que se realiza periódicamente al edificio como forma de manifestar la desconfianza que existe sobre los datos que brinda.

El clima en el Indec

Entrevistada por InfobaeTV horas después, Almeida ahondó sobre su situación y dio un panorama sobre el clima laboral en el Indec. “Hay otros compañeros que la están pasando muy mal”, aseguró. “Hay gente que tiene mucho miedo, porque hubo muchos aprietes”, agregó.

La mujer mencionó el caso de una mujer que días atrás se sintió mal en el Indec y al otro día murió tras una operación. “Enferma el hostigamiento, el destrato laboral, que no te den tareas”, dijo.

Ante la pregunta sobre si existen patotas en el instituto, respondió: “Sí, es apropiado hablar de patotas“. En ese sentido, denunció a un grupo de violentos que llegó cuando Beatriz Paglieri llegó al Indec. También que quienes están nucleados en ATE fueron víctimas de agresiones de parte de esas bandas. Incluso aseguró que muchos fueron nombrados como funcionarios.

De todos modos, dijo que las patotas “de un tiempo a esta parte hacen tareas en otros lugares” porque “ya no es necesaria físicamente”. Y agregó que se puede ver a esas personas en los actos públicos a los que asiste Moreno. “La patota es un grupo afín a Moreno”, dijo.

Durante el reportaje, la experta contó que “a esta altura es brutal lo que se miente” en ese organismo. “Uno no puede mentir descaradamente, yo no sé qué ventaja política te da”, señaló.

Consultada sobre qué le diría a Guillermo Moreno, estimó que “no le interesaría hablar” con ella. “Creo que no lo convencería de la importancia de las estadísticas”, dijo. Aclaró, de todos modos, que Moreno “hace lo que hace, pero hay un Gobierno que lo deja hacer”.

 

Fuente: Infobae.com