Las palomas se apoderaron del colegio Carbó

0
300

La escuela de Alberdi fue invadida por estas aves. Calladitas el pico, entran al aula y hacen sus necesidades

PALOMAS

Por Redacción Día a Día

“Mucha merde” es un deseo de aliento que solemos recibir antes de exponernos a una prueba. Pero a juzgar por lo que viven alumnos y profesores del colegio Alejandro Carbó, de la ciudad de Córdoba, esta no sería una frase feliz. Es que desde hace tiempo, el colegio convive con una bandada de palomas que calladitas el pico comenzaron a anidar en uno de los pisos del histórico edificio.

“El problema de las palomas tiene tantos años como el colegio mismo –explicó la delegada Chela Luna–. Pero en este último año, han comenzado a anidar en las bandejas portacables. Cuando la Provincia decidió cambiar el sistema eléctrico de la escuela, puso las bandejas pero no las tapó. Ahí formaron su casa cientos de palomas que conviven con los estudiantes”.

Estas aves se reproducen como plaga y sus deposiciones se encuentran en varios sectores del edificio escolar ubicado en barrio Alberdi. Pero la población se concentra en las dos alas de planta alta, más el sector de planta baja que colinda con la Parroquia María Auxiliadora, de los salesianos.

“Hace tiempo que los sacerdotes de la iglesia vienen combatiendo las palomas. Han puesto mallas protectoras y hasta dos gavilanes para que las ataquen. De vez en cuando vemos a los pajarracos tomar sol en nuestro patio”, agregó la delegada.

La nueva instalación eléctrica es una de las obras previstas por la Provincia, después de que los estudiantes tomaran y acamparan en la escuela en octubre de 2010. Arriba de la puerta de varias aulas se colocaron las bandejas portacables, pero éstas no fueron tapadas. Allí es donde se formaron los nidos. “Las palomas entran al aula, defecan en la cabeza de alumnos y profesores. Falta que se pongan a dar clases”, agrega Luna, y no bromea.

No piaron tarde. El problema ahora es que las palomas están comenzando a afectar la salud de docentes y estudiantes. Alergias, asma y neumonías son algunas de las afecciones, según relatan los maestros. Varios han pedido licencia por enfermedad.

Asamblea

El martes que viene, a las 7, los docentes de la escuela Carbó realizarán una asamblea para tratar el tema. Si no hay solución, aseguran que no dictarán clases.

El pedido. Solicitan que se coloque mallas en las ventanas, que se tapen las bandejas portacable y que se desinfecte.

Afecciones. Hay casos de asma y alergias causadas por las deposiciones de las palomas.

El reclamo ahora es que la Provincia tape las bandejas portacables, agregue mallas a las ventanas y desinfecte para reducir la población de intrusas. Pese a que a los vecinos salesianos parece darles resultados, no está prevista la incorporación de un gavilán. “Con las palomas tenemos suficiente”, dicen y tampoco bromean.