Los Spurs vencieron a Miami Heat y lideran la final 2-1

0
137

11/06/2014 | 06:21 Fue 111 a 92, en calidad de visitante. Emanuel Ginóbili aportó 11 puntos. El cuarto juego también será en el American Airlines Arena, el próximo jueves a las 22 (hora en Argentina).

ARCHI_188562

San Antonio Spurs, con 11 puntos de Emmanuel Ginóbili venció anoche en calidad de visitante a Miami Heat por 111 a 92 y lidera 2 a 1 la serie final de la Liga de Básquetbol de los Estados Unidos (NBA).

El cuarto juego también será en el American Airlines Arena, el próximo jueves a las 22 (hora en Argentina).

El bahiense convirtió 11 puntos 3 de 5, 1/3 y 2/2 en libres), y además aportó 3 rebotes, 1 asistencia, 1 robo y 1 pérdida.

La gran figura del juego fue el alero Kahwi Leonard, quien anotó 29 puntos (7/7 en dobles, 3/6 en triples y 6/7 en libres).

Con este triunfo, San Antonio le cortó una racha de 11 triunfos consecutivos que llevaba como local Miami, en play off.

San Antonio arrancó con una variante táctica. Boris Diaw por Tiago Splitter para marcar a Chris Bosh.

El comienzo fue el show de Kahwi Leonard, quien anotó 10 puntos y puso a su equipo al frente: 18 a 10.

Miami apareció desconcertado y permeable en defensa, y en ataque recién cuando asomó LeBron James, con 8 puntos seguidos, descontó una desventaja de 13 (25 A 12), para acercarlo a 7 (27-20).

Con el ingreso de Ginóbili y de Splitter, los Spurs comenzaron a manejar el desarrollo, con un básquetbol lujoso, con el pase extra, dominó a voluntad y marcó claras diferencias.

Un doble de Manu, un triple de Leonard (anotó 16 en esos primeros diez minutos) y otro del bahíense con el sonido de la chicharra sirvieron para cerrar un cuarto perfecto: 41 a 25, con una notable efectividad: 13 de 15 en tiros de
cancha.

En el arranque del segundo cuarto, San Antonio no decreció en su intensidad defensiva, robó balones y con Splitter (4 puntos) y un triple de Patrick Mills llevó la distancia a 20 (48-28).

San Antonio se escapó a 23 (53 a 30), con un impresionante 91 por ciento (19 de 21) e eficacia en cancha.

El DT Eric Spoelstra mandó de vuelta a la cancha a James, quien comenzó a ser el símbolo para la levantada, que llegó con tres triples (dos de Rashad Lewis y 1 de Ray Allen, para achicar a 14(62-48).

Sin embargo, con un desequilibrante Danny Green (terminó con 7 de 8 en tiros de cancha), y los aportes de Parker (6) y Duncan (4), San Antonio se fue al descanso largo con una luz de 21 (71-50).

Ginóbili estuvo 12m 30s, aportando 2 de 4 en dobles, 1 rebote, una asistencia, un robo y una pérdida.

Miami salió en el tercero, con otra actitud, con mayor énfasis en defensa, y con un Wade (7 puntos) más activo, mientras James se dedicó a asistir a sus compañeros.

Ese repunte se vio reflejado en el marcador, porque el bicampeón logró reducir a 13 (75-62).

Sin su megaestrella, Miami pasándose mejor el balón y con Andersen, Wade y Allen se colocó a 7 (81-74), pero un triple de Marco Belinbelli acalló a los hinchas y San Antonio se quedó con el parcial por 86 a 75.

Con Leonard, anotando (8) y borrando a James, San Antonio fue edificando la victoria, que además le permitió recuperar la localía.