Los Verdeos De Invierno De La Zona Aledaña A Marcos Juarez, Piden Yá, Una Lluvia

0
299

El cultivo de trigo y en general los verdeos de invierno, estarían comenzando a sufrir los déficit hídricos.

Verdeos-de-Invierno-en-INTA-MARCOS-JUAREZ-300x232

La Estación Experimental del INTA Marcos Juárez dió a conocer algunas cifras del cultivo de trigo para la región que abarca las jurisdicciones de esa sede, Corral de Bustos, Justiniano Posse y Bell Ville

Si bien el trigo, según  el informe, se encuentra en un estado de bueno a muy bueno en toda la región perteneciente al área de influencia de la EEA Marcos Juárez, en algunos lotes hacia el norte del Departamento, se evidencian síntomas de estrés por la falta de precipitaciones de las últimas semanas que se manifiestan con retraso en el crecimiento y amarillamiento de algunas hojas. Con las bajas temperaturas registradas esta semana, con valores por debajo de cero, algunos lotes evidencian daños por heladas.

Detallaron que el cultivo está en plena etapa de macollamiento, entre uno y tres macollos principalmente. En casos aislados, hay lotes que se han sembrado en fecha tardía, que están en estadio fenológico de dos a cuatro hojas desarrolladas.
En general no se registran plagas ni enfermedades de importancia, apuntaron los técnicos.
Con el frío
El ingreso de una masa de aire frío en todo el territorio nacional en esta semana, si bien provoca una disminución del crecimiento, en el área de influencia de la AER Bell Ville el estado de desarrollo de los cultivos de invierno es bueno. Los lotes de trigo sembrados con ciclos intermedios largos están en activo macollaje y los ciclos cortos sembrados en las primeras semanas de julio están en emergencia normal, con buen stand de plantas.
En el caso de cultivos alternativos hay lotes sembrados con colza que también se encuentran en estado de roseta y por el momento tienen un desarrollo normal sin inconvenientes.
La demora en la cosecha de lotes de maíz tardíos y de segunda época de siembra se debe a las condiciones ambientales que afectan el secado natural de los granos. Los rindes que se vienen registrando son muy buenos, en la mayoría de los casos cercano a los 90 qq/ha y en otros superando esos valores.
También se están terminando de cosechar lotes de sorgo donde los valores de rinde rondan los 65 qq/ha.
Se observan muy enmalezados los lotes que se destinarán a la siembra de cultivos de verano. Teniendo en cuenta que muchas de las malezas presentes son de difícil control se recomienda realizar los tratamientos correspondientes para evitar problemas futuros.
 Corral de Bustos
La campaña de fina viene viento en popa en la zona de Corral de Bustos y alrededores. A las muy buenas condiciones de la época de siembra se le sumaron unos algunos milímetros más para incorporar la fertilización. A todos los ensayos que lleva adelante la agencia de extensión local en campo de productores, este año se suma uno en cebada de fertilización fosfatada (foto). Se encuentra en un lote de producción ubicado al noreste de la localidad de Corral de Bustos, sobre un suelo Serie Baldissera (Plan Mapa de suelos 1988), se sembró el día 19 de junio el cultivo de cebada variedad Scarlett. Allí se lleva a cabo una experiencia en la que se busca probar la efectividad de distintas fuentes fosfatadas de fertilizantes.
En lo que se refiere a la disponibilidad de agua útil, al momento de la siembra se contó con el perfil del suelo a capacidad de campo, situación representativa de la mayoría de los lotes de la zona de influencia de la AER.
A la fecha se observa una excelente implantación del cultivo, con buena densidad de plantas logradas y en estado de dos hojas.
Respecto al cultivo de trigo, las variedades de ciclo largo e intermedio se encuentran en inicio de macollaje, mientras que los ciclos se encuentran en un estadio similar al descripto para el cultivo de cebada.
El estado de los cultivos en el área de la AER Noetinger es muy bueno en general, ya que el otoño vino con temperaturas y lluvias que acompañaron perfectamente el período de implantación de algunos cultivos invernales como el trigo, cebada y en menor medida, colza.
Posteriormente a este período, entrado el invierno no se produjeron lluvias importantes, pero con el agua acumulada los cultivos tuvieron un buen desarrollo.
No se observaron plagas en trigo ni en los otros cultivos y el control de malezas el productor lo realiza convenientemente en tiempo y forma. En esta campaña se sembró mucho maíz de segunda por distintas causas, por lo cual todavía hay lotes sin cosechar. El rinde en estos maíces es en general de bueno a muy bueno. En lo que respecta a ganadería, las últimas heladas han frenado el crecimiento de las pasturas con alfalfa y también la producción de los verdeos. No obstante ello, la oferta de forraje es buena y se complementa con el uso de reservas de heno en forma de rollos.
En el área de influencia de la Agencia de Extensión de Justiniano Posse ha finalizado la siembra de trigo y ya se observa totalmente emergido en aquellos lotes sembrados en forma más tardía. En general el cultivo evoluciona en muy buenas condiciones, encontrándose en la mayoría de los casos en la etapa de macollaje.
No se registran todavía síntomas de enfermedades foliares en magnitudes significativas ni tampoco plagas que afecten a los lotes, siendo muy bajos los niveles poblacionales del pulgón verde de los cereales, probablemente asociado a las buenas condiciones de crecimiento que presenta el cultivo.
Se observan daños por frío, luego de la ocurrencia de temperaturas mínimas inferiores a los -4 °C, en dos períodos de más de tres horas cada uno. Los mayores daños corresponden a cultivos que al momento de estos eventos se encontraban emergidos con una a dos hojas expandidas, situaciones de abundante cobertura y sobre todo en cultivares sensibles (foto). Se relevaron en su mayoría daños leves, clorosis y necrosis del extremo distal de las hojas, aunque en algunas situaciones se observó pérdida de hojas completas e incluso muerte de plantas.
Sin embargo, dado a que en general no se ha producido una reducción significativa del stand de plantas y a las buenas condiciones de crecimiento que presenta el cultivo, se considera que estos daños no provocarán mermas de rendimiento.
Fuente: Gastón Pepa (El Campo) – Cordobatimes.com