Luz y gas: un porteño consume el doble que un cordobés

0
191

Excepto en el caso del gas, es consecuencia de mayores subsidios y tarifas más baratas. En 2013, cada hogar del Gran Buenos Aires recibió $ 10.633 en subvenciones de transporte, agua y otros.

luzygas

Por Daniel E. Alonso

Es probable que el desaguisado tarifario y de subsidios sea una de las heridas más dolorosas del sufrido federalismo argentino de la última década. Un reciente informe de la Dirección General de Estadística y Censos porteña es claro reflejo de los resultados que eso ha provocado en el consumo de los servicios públicos.

El resumen del informe comienza así: “La Ciudad de Buenos Aires tiene el consumo de gas y de energía eléctrica más alto de todas las grandes urbes del país. Los indicadores de consumo per capita de los porteños superan ampliamente a los del resto de las provincias”.

Este fenómeno no es otra cosa que la consecuencia de haber venido gozado de millonarios subsidios y tarifas escandalosamente más baratas que el resto de los argentinos.

Si bien el estudio sólo abarca al gas natural y a la electricidad, la conclusión es plenamente trasladable a otras prestaciones, como el agua potable y el transporte de pasajeros.

Las cifras, comparadas, ayudan a ponderar la dimensión de un proceso que fue creciendo cobijado por la distorsión en el reparto de recursos fiscales.

El informe sostiene que, en promedio, un porteño consume 4,1 megavatios (Mw) anuales; es decir, 86 por ciento más que un cordobés, que se ubica en 2,2 Mw. La base de comparación es el consumo de todo 2011.

El único dato que atempera el indicador es que la población diurna es mucho mayor a la que efectivamente reside en la ciudad, lo que incrementa la demanda.

Aun así, la demanda en Capital Federal está arriba de la media del país (2,5 Mw) y también supera a los consumos medios de Santa Fe (3), Mendoza (2,9) y provincia de Buenos Aires (2,6).