Macri puso en duda un posible acuerdo con el peronismo disidente

0
120

macri_115El macrismo cuestionó la foto de Lavagna con De la Sota y Moyano. El exministro respondió apuntándole a la represión en el Borda.

 

 

Buenos Aires. Los referentes del PJ disidente Hugo Moyano y Roberto Lavagna rechazaron ayer las críticas surgidas del seno del PRO, el partido de Mauricio Macri, que objetaron la alianza política suscripta el 1º de Mayo con José Manuel de la Sota y Francisco de Narváez, y pusieron en un punto crítico la alianza de dirigentes peronistas no kirchneristas con el jefe de gobierno porteño, de cara a las elecciones de octubre.

El jefe de la CGT opositora, Hugo Moyano, calificó con dureza a Macri, de quien dijo que “piensa igual” que el vicegobernador bonaerense Gabriel Mariotto y además ambos “reprimieron a trabajadores” y “están detenidos en el tiempo”.

El exministro de Economía Roberto Lavagna replicó comentarios del PRO que calificaron las imágenes del encuentro de Córdoba como “fotos del pasado” y advirtió que a él no le gustaron “las fotos del Borda”, pero no hizo “ningún escándalo por eso”.

Macri esquivó la polémica con los peronistas y aseguró que continúa “a paso firme su construcción nacional junto a dirigentes justicialistas, radicales y de otros sectores que nunca participaron en política para darle a la Argentina una alternativa que piense en el futuro de sus hijos”.

El jefe de Gobierno encabezó un encuentro en Tandil con dirigentes bonaerenses del PRO y allí se definió como “una alternativa de paz, de diálogo y de respeto”, con lo que evitó responder a las críticas que surgieron desde el PJ disidente.

Fuentes del PRO no negaron la tensión entre ambos sectores y señalaron que “faltan 50 días para el cierre de las listas y el clima va a ser así, día a día”.

Lavagna expresó: “Puedo entender que esta foto no haya gustado, a mí no me gustaron las fotos del Borda, pero no hice ningún escándalo por eso”, al comentar la represión que llevó adelante la Policía Metropolitana en el centro de salud porteño donde el gobierno capitalino construirá un centro cívico.

Aunque Macri negó malestar por el acuerdo que selló Lavagna con De la Sota, Moyano, y el diputado Francisco de Narváez, el referente macrista, Marcos Peña, comentó que había asociado ese acercamiento con “reiteradas vivencias del pasado político”.

Macri había expresado: “No me molestó la foto, para nada. No me puede molestar que Lavagna quiera ser el candidato del peronismo”.

Lavagna indicó que puede “entender que dentro del PRO haya quien no acepte estas cosas”, pero “uno tiene que trabajar sobre la realidad y con la gente que está: no puede borrar la historia de la gente ni modificar su propia historia”.

 

Fuente: Diario La Voz del Interior