Mal comienzo en 2015: sigue en caída la expectativa de empresas para crear empleo

0
246

Los planes de contratación para el primer trimestre descienden 3% contra el mismo período de 2014. Una tendencia crece: si el empleado renuncia, las compañías no contratan nuevo personal

0011418072

Por: Jorgelina do Rosario

El escenario de incertidumbre que atravesaron las empresas en 2014 se repetirá nuevamente el próximo año. Y ante todo, el mundo del trabajo no tendrá un buen arranque en 2015: el primer trimestre comenzará con otra caída de expectativa de las empresas para crear empleo, según difundió la última Encuesta de Expectativas de la consultora Manpower.

El mercado mantiene la «moderación» y mientras ocho de cada 10 empresas no prevén cambios en su dotación, sólo un 9% espera un incremento en las dotaciones y un 6% pronostica un descenso. «No hay recuperación respecto de trimestres anteriores, sino una tendencia levemente hacia la baja», especificó Alfredo Fagalde, director General de ManpowerGroup Argentina. En diálogo con Infobae, indicó que las empresas actuarán con «cautela» entre enero y marzo, a la espera de un signo de recuperación en el consumo interno.
Las intenciones de contratación por parte de los empleadores descendieron un 2% con respecto al último trimestre de 2014 y un 3% interanualmente. La Expectativa Neta de Empleo (ENE) surge de una encuesta entre más de 800 compañías luego de tomar el porcentaje de empleadores que prevé un aumento en las contrataciones y restarle a éste el porcentaje que espera una disminución de sus dotaciones en los próximos tres meses. Es así que el primer trimestre de 2015 comenzará con una ENE del 3 por ciento, con una gran cantidad de empresas que esperan un«escenario más claro».
A pesar de que es positiva, la ENE marca el peor comienzo de año desde que la encuesta se comenzó a hacer en 2007 y es la más baja desde el cuarto trimestre de 2009, el año de la crisis internacional. «Si bien el primer trimestre de 2015 es peor que el mismo período de 2009, la curva hacia abajo era más fuerte en 2009. Ahora la caída es tímida y moderada, pero todavía no se ve el rebote, no se vislumbra una situación de recuperación», especificó Fagalde.
 
El que se va sin que lo echen…no vuelve
Más allá de los datos duros de la encuesta, hay una tendencia que no sólo permanece, sino que también se fortalece. La mayoría de las compañías no reemplazan a los empleados que se van, ya sea por renuncia o jubilación. «Esta tendencia crece, y como no es una disminución planificada, el comportamiento se encuadra en el 82% de las empresas que anticipa no tomará medidas de aumento o disminución de su dotación», confirmó Fagalde, quien tiene contacto con los sectores de Recursos Humanos de más de 2.000 empresas.
El especialista aseguró que «no hay destrucción del empleo como en 2009″, pero el mensaje es claro: «Si la empresa tiene bajas, aguanta la situación de demanda con el plantel que tiene y no sale a reponerlo». Uno de loslaboratorios extranjeros más importantes del país ya es parte de esta tendencia, que por la caída en la rentabilidad, este año se planteó si continuaría con sus operaciones en la Argentina.
Durante el primer trimestre de 2015, el menor ritmo de contratación será de los empleadores de Comercio Mayorista y Minorista, con una caída del 2 por ciento. Este descenso está relacionado directamente con la caída del consumo interno, como así también por el crecimiento de los puntos de venta ilegal. Con casi 3.000 puestos en la ciudad de Buenos Aires, un informe de la Cámara Argentina de Comercio (CAC) aseguró que los puestos callejeros alcanzaron niveles récord por un crecimiento interanual del 56% en noviembre.
En comparación al último trimestre de 2014, los empleadores reportaron intenciones de contratación más débiles en cinco de los nueve sectores económicos analizados. Las bajas más notables de 16% y 8% se reportan en el sector de Transportes y Servicios Públicos y Minería, respectivamente.
¿Cambiará la expectativa de contratación por parte de los empresarios en un año de elecciones presidenciales? «A los efectos de contratar nuevo personal, no me parece que haya un riesgo electoral que esté frenando decisiones», resumió Fagalde. Es por eso que la problemática del empleo afecta a las pequeñas, medianas y grandes empresas. Para todas, el panorama es de wait and see (esperar y ver).