Malestar en el campo por las nuevas restricciones que aplica el Banco Nación a los sojeros

0
262

La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aries y La Pampa (Carbap) expresó su preocupación por las nuevas medidas oficiales que -entienden- aumentan la presión para que los productores vendan la cosecha de soja

0010813318

La relación entre el Gobierno y el campo se resquebrajó aún más por una serie de nuevas resoluciones oficiales que -entienden los productores- aplican «insólitas restricciones» a los actores del sector agropecuario que tienen soja en su poder.
El Banco Nación (BNA) comenzó a restringir el acceso crediticio y la renovación de acuerdos a productores agropecuarios que no hayan comercializado toda la soja; entre otras cosas, se limita el uso de cheques y acuerdos de descubierto de cuenta corriente a 60 días, cuando lo usual es que sea a tres meses.
Además, en el caso de la tarjeta Agronación (utilizada por los productores para la compra de insumos), la vigencia continúa hasta el 31 de marzo de 2015, y el productor sojero no podrá renovarla en caso de mantener existencias de soja de la última campaña.

A través de un comunicado, Carbap expresó que ve «con asombro y preocupación las restricciones implementadas«, e hizo «un llamado a la reflexión de las autoridades , a los fines de revertir dicha disposición que va en contra de la expansión productiva» del país, y «en contra del fin para el cual el Banco de la Nación Argentina ha sido creado».

Los representantes de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aries y La Pampa consideraron que «sólo el desconocimiento de la realidad sectorial» puede motivar la aplicación de la limitación del plazo, ya que, argumentaron, «la existencia de granos soja en manos del productor puede deberse a múltiples causas inherentes a la misma operatoria productiva«.
El titular de Carbap, Horacio Salaverri, expresó que «se trata de un mecanismo irracional y no conveniente en una entidad creada para apoyar al agro desde lo económico y funcional«.
Al respecto, en el comunicado emitido por la entidad agropecuaria se señaló que «jamás un Banco de fomento a la producción, como es el caso del Banco de la Nación Argentina, ha impuesto tan disparatadas restricciones«.
«Si el propósito es conocer la real existencia de granos de soja en el país, existen otros mecanismos y organismos para tal fin«, concluyó Carbap en la misma nota.
Esto ocurre en un contexto de expansión ya que en las últimas horas trascendió que «avanza la siembra de soja de primera en la zona núcleo del país«: los últimos informes en la zona de Venado Tuerto, provincia de Santa Fe, indican que en promedio ya pasa el 50% de la superficie de la región.