Mañana pararán y se movilizarán los judiciales en Córdoba

0
233

25/09/2013 | 06:34 Los trabajadores cumplirán hoy y el viernes asambleas. Reclaman la implementación de un sistema de porcentualidad salarial. Si no hay respuestas, pararán por 48 horas la semana próxima.

ARCHI_195677

Los judiciales de Córdoba van al paro (Informe de Pablo Cristino).COMPARTIR
Los empleados judiciales iniciarán hoy medidas de fuerza, que incluirán un paro por 24 horas para mañana y otro por 48 horas la próxima semana, en protesta por la falta de respuestas, por parte del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), al pedido de la implementación de un sistema de porcentualidad salarial.

«Luego de la salida intempestiva del TSJ de la mesa de negociaciones y, ante la falta absoluta de respuesta, no nos queda otra que concretar medidas de fuerza, pese a nuestra voluntad de diálogo», anunció la titular de la de la Asociación Gremial de Empleados del Poder Judicial (AGEPJ), Irina Santesteban.

La dirigente lamentó que ni el Ministerio de Trabajo de Córdoba «intervenga frente a un situación que está poniendo en peligro o llevando a la paralización de la Justicia, uno de los poderes del Estado provincial».

Santesteban precisó que «este miércoles y el viernes habrá asambleas en todas las dependencias judiciales, y mañana un paro por 24 horas, que incluirá una movilización, y el plan de lucha seguirá la próxima semana».

«Si no hay respuesta, por parte del TSJ o del Ministerio de Trabajo, la semana que viene concretaremos un paro por 48 horas los días miércoles y jueves. En el medio, seguiremos trabajando a código, como prevén las leyes en estos casos», advirtió la gremialista, que efectuó el anuncio tras una asamblea general de varias horas realizada por el personal.

Mientras tanto, el lunes pasado el presidente del TSJ, Carlos García Allocco, había asegurado que dicho cuerpo volverá al diálogo con el gremio judicial, con miras a definir un sistema salarial de porcentualidad, sólo si se levantan las medidas de fuerza.

«Siempre ha sido una constante del TSJ que hay cosas que son incompatibles: o se dialoga y construye, o se toman medidas de fuerza. Nada es fácil», aseguró el magistrado durante una rueda de prensa.

El magistrado insistió en que «no se puede dialogar cuando el servicio se ve perturbado o interrumpido», tras lo cual subrayó que eso sucede «cuando se hace una asamblea que empieza a las 9 y termina a las 13», como sucedió el viernes pasado.

García Allocco también remarcó que no estaba en juego «una discusión sobre un aumento salarial para 2013, sino la construcción de un proyecto de porcentualidad para 2014, dentro de la razonabilidad y de las posibilidades presupuestarias».

Los empleados judiciales celebraron hoy una asamblea general para definir los próximos pasos a seguir, teniendo en cuenta que las negociaciones con el TSJ se encuentran suspendidas desde el jueves pasado.

Desde fines de agosto, los representantes de la AGPJ y del TSJ mantenían negociaciones en el Ministerio de Trabajo de la provincia con miras a destrabar el conflicto salarial que hizo que, a mediados del mes pasado, el edificio de Tribunales I permaneciera tomado durante 36 horas.

El principal eje del reclamo gremial es que para los aumentos de los trabajadores se aplique un sistema de porcentualidad en función de lo que perciben los magistrados provinciales, que salarialmente están equiparados con los jueces federales.

Los orígenes del conflicto se remontan a octubre del año pasado cuando la Legislatura provincial aprobó un proyecto delasotista, que equiparó, progresivamente hasta el 2015, sólo los salarios de los jueces cordobeses con los del Poder Judicial Federal.

Entre los días 21 y 22 de agosto, los judiciales mantuvieron tomado pacíficamente el edificio de Tribunales I, lo que hizo que el secretario de Trabajo, Carlos Rodríguez, ofreciera su mediación, algo que aceptaron las partes, como consecuencia de lo cual se levantaron las medidas de fuerza y empezaron las reuniones, que concluyeron el jueves pasado.