Mañana se define cuánto cobrarán los inversores por el default de la Argentina

0
130

0011190872

Este miércoles se realizará la subasta de títulos en default que determinará el precio de los Credit Default Swaps (CDS) a ser pagados. Están en juego poco más de 800 millones de dólares en estos seguros.

 

A partir de este miércoles a las 9:45 de la mañana hora de Nueva York empieza a definirse la suerte de los inversores que compraron los famosos Credit Default Swap (CDS). Sucede que la organización que maneja este instrumento financiero, International Swaps & Derivatives Association (ISDA), realizará el proceso de subasta para establecer el valor de los bonos en default, que luego se utiliza para determinar los pagos a los titulares de los CDS.

Lo que se hará el miércoles es un proceso de subasta que determinará, en definitiva, cuánto dinero recuperarán los inversores que tienen en su poder los CDS. Hay que recordar que según ISDA, y a diferencia de lo que viene diciendo el Gobierno, la Argentina efectivamente ingresó en default (por haber incumplido el pago de u$s530 millones a fines de julio) y por eso se gatillan las cláusulas de los seguros. Hay en juego, según información del mercado, entre u$s800 millones y u$s1.000 millones en los CDS de Argentina a través de más de 2.000 contratos.
La curiosidad es que en la subasta no sólo ingresan los bonos defaulteados en dólares, sino los emitidos bajo ley japonesa (y en yenes) que siguen bloqueados en la cuenta del Bank of New York Mellon (BONY) en el BCRA. Que hayan incluido los bonos en yenes, por unos u$s250 millones, hace que la “base” a subastar sea mayor -y que por ende los inversores tengan las chances de cobrar más-.
Las entidades que participarán de la subasta de mañana miércoles serán: Barclays Bank, BNP Paribas, Citigroup Global Markets, Credit Suisse International, Deutsche Bank, Goldman Sachs, HSBC Bank USA, JP Morgan Securities, Merrill Lynch, Pierce Fenner & Smith, Morgan Stanley & Co, Nomura International y Société Générale.
El resultado final, según indica la organización, se conocerá a partir de las 14 del miércoles. De ese desenlace saldrá lo que terminarán cobrando los inversores.
Vale recordar que los CDS son contratos emitidos por el mercado, no por el país. Por lo tanto, cuando se gatillen los pagos de estos seguros, la cuenta no correría para el país sino el emisor que son los mismos bancos.
Este es, en realidad, un negocio de la banca internacional para poder colocarle bonos a los clientes con alguna “garantía” de pago como estos seguros. El único tema es que los CDS pueden afectar el valor de los títulos públicos emitidos por un país y crear una sensación de caos cuando suben los precios de los contratos. Ya que de estos contratos se desprende la probababilidad de default que el mercado le asigna a un emisor.
Según el Ministerio de Economía, los fondos buitre, directamente o a través de otras sociedades, cobrarán los seguros de default porque serían tenedores de estos instrumentos.
La visión oficial es que el hecho de que ISDA haya dado lugar al pago de los seguros de default por un monto cercano a los 1.000 millones de dólares, “si bien no implica que la República deba pagar absolutamente nada, ya que son transacciones entre privados, favorece a unos privados a expensas de otros e intenta instalar el mensaje que Argentina se encuentra en default“. Sea como fuere, el miércoles empieza a definirse parte de esta saga.
Fuente: Infobae.com