“Mangeri se volvió loco”, aseguró el padrastro de Ángeles

0
176

21/08/2013 | 06:39 Lo indicó Sergio Opatowski después de declarar como testigo ante el juez Javier Ríos. “Es un psicópata. Si lo tuviera delante mío le parto un palo en la cabeza, que no queden dudas de eso”, dijo.

ARCHI_195592

Ahora, el padrastro de Ángeles le apuntó a Mangeri (Informe de Orlando Morales).COMPARTIR
1 de 2
Sergio Opatowski, el padrastro de Angeles Rawson, aseguró ayer que el portero Jorge Mangeri, único detenido por el crimen de la adolescente, “está en el horno” por las pruebas reunidas en su contra en la causa.

“Mangeri está en el horno. Es un psicópata. Si lo tuviera delante mío le parto un palo en la cabeza, que no queden dudas de eso”, aseveró ante la prensa Opatowski tras declarar como testigo ante la Justicia.

El padrastro de la joven de 16 años asesinada y cuyo cuerpo fue encontrado en un predio del CEAMSE, indicó que su presencia ante el juez Javier Ríos fue para “aclarar” su situación personal y la actividad que realizó el día en que Angeles desapareció y fue asesinada.

“Creo que Mangeri se volvió loco. Seguro que quiso abusar de ella y no pudo”, expresó Opatowski, a tono con la teoría de la querella que representa al padre biológico de la chica, Franklin Rawson.

No obstante, indicó que él no será quien va a determinar el castigo que recibirá el portero, en caso de ser encontrado culpable, y agregó que nunca hubo “nada” que le hiciera sospechar que el portero iba a cometer un acto tan atroz, aunque también negó haber sustentado en algún momento su inocencia.

Opatowski dijo que mucho no pudo aportar a la Justicia, salvo lo que respecta con su explicación y con que “no había una relación mayor” de su familia con el portero y tampoco de éste con la propia Ángeles.

“Ángeles era una persona muy tímida. Saludaba a Jorge, pero nunca era de ponerse a hablar en la puerta”, dijo en ese sentido.

También sostuvo que su familia no tiene pensado volver a vivir al edificio de Emilio Ravignani 2360 porque “el dolor es muy grande”.

Contó que se encuentra viviendo en zona norte, en la casa de un amigo, separado de su esposa e hijos, ya que ellos se encuentran en otro sitio, facilitado por el Ministerio de Seguridad de la Nación, pero aclaró que lo hace por cuestiones de capacidad, no porque estén distanciados de hecho.

Por último, avaló la investigación del caso, a la que calificó como “perfecta”, mientras señaló que su familia siempre va a estar con la Justicia “sea que se falle con una pena de perpetua o 40 años de prisión”.

“No me sentí perseguido, yo estaba tranquilo con mi situación. Estamos y seguimos muy golpeados con todo este tema de Angeles. Mi señora está hecha bolsa”, expresó Opatowski, quien mientras efectuaba declaraciones a la prensa en las escalinatas de Tribunales fue hostigado verbalmente por algunos transeúntes.