María Julia Alsogaray podría quedar hoy presa

0
156

600x0_643316El Tribunal Oral Federal 6 de la Ciudad dictará su fallo en el juicio a la ex funcionaria menemista, acusada de corrupción cuando estuvo al frente de la Secretaría de Recursos Naturales, de 1991 a 1999.

 

 

A las 10 de la mañana, Alsogaray, de 70 años, tendrá la oportunidad de pronunciar sus últimas palabras y por la tarde los jueces emitirán su veredicto en este proceso que arrancó en febrero pasado.

La ex funcionaria está siendo juzgada por los delitos de “peculado” y de “negociación incompatible con la función pública”.

Esos cargos son por haber contratado de manera supuestamente irregular, en diciembre de 1996, a una empresa de comunicación para promocionar el “Plan Nacional de Manejo del Fuego” de su Secretaría.

La Fiscalía pidió que Alsogaray sea condenada a tres años y medio de prisión y a ocho de inhabilitación para ejercer cargos públicos.

En tanto, la defensa oficial de la ex funcionaria, a cargo de Pamela Biserier, requirió la absolución por considerar que la causa estaba prescripta.

La ingeniera, que fue uno de los símbolos de la era del gobierno de Carlos Menem, ya tiene una condena a tres años de prisión por enriquecimiento ilícito.

Por ello, si ahora fuese condenada podría quedar detenida ya que sería la segunda sentencia en su contra.

La querella de la Oficina Anticorrupción nunca llegó a ser parte del juicio oral por un tema de notificaciones.

Ya en 2005, Alsogaray había sido condenada a tres años de prisión por enriquecimiento ilícito y tuvo que devolver al Estado casi 3 millones de pesos, para lo cual fue subastado su lujoso petit hotel en el barrio de Recoleta.

Días pasados, su nueva casa, a metros de la anterior, fue el escenario de una de las últimas audiencias, ya que el tribunal debió trasladarse a ese lugar porque la acusada estaba con problemas de salud. En esa ocasión se escucharon el descargo de la imputada y los alegatos de las partes.

A esa instancia se llegó luego de que, días antes, María Julia se retiró del juicio en tribunales porque se sentía mal por una afección respiratoria. Tras ello fue internada en el Sanatorio Otamendi y luego trasladada a su casa.

 

Fuente: Infobae.com