Ni una gota en julio y pronostican un agosto también seco

0
123
Sequía. Durante agosto se repetirían días de viento y tierra en suspensión, como hubo varios en julio.
Sequía. Durante agosto se repetirían días de viento y tierra en suspensión, como hubo varios en julio.
Sequía. Durante agosto se repetirían días de viento y tierra en suspensión, como hubo varios en julio.

Recién a mediados de septiembre llegarían las precipitaciones importantes. Aún habrá días fríos en lo que queda del invierno.

 

Córdoba no se mojó en todo el mes de julio. En la zona central y norte de la provincia no llovió en el último mes ni un milímetro. En tanto, en áreas del este y del sur cordobés hubo algunas precipitaciones muy aisladas y casi insignificantes.

Los meteorólogos sostienen que no es tan extraña la ausencia total de lluvias por más de 30 días en pleno invierno para esta provincia. De todos modos, el promedio histórico de precipitaciones en Córdoba es de 22 milímetros para julio, según los registros de Info Clima.

Los lagos cordobeses vienen bajando su nivel desde hace dos meses, como es habitual en esta época, pero su situación no es tan comprometida porque empezaron el último otoño con un buen caudal. Las excepciones son los diques de Cruz del Eje y de La Quebrada que siguen lejos del nivel esperable.

Aunque se habían dado como probables algunas lluvias aisladas para esta semana, las tormentas pasaron de largo. El Servicio Meteorológico Nacional no prevé precipitaciones para los próximos días.

En lo que va del año, en la zona de la ciudad de Córdoba llovió un acumulado de 285 milímetros, frente a un promedio anual histórico de 780.

Respecto del mes de agosto, el observador meteorológico Mario Navarro señaló a este diario que será un mes seco, aunque puedan registrarse algunas lluvias aisladas y no significativas.

“Recién a partir de mediados de septiembre vamos a tener lluvias de alguna relevancia en Córdoba. Octubre tendría precipitaciones por encima de lo normal. Noviembre no tanto. Y el verano, por lo que se prevé, tendría registros dentro de lo normal”, resumió Navarro.

En cuanto a las tempera­turas, Navarro acotó que el invierno no se fue: tanto en agosto como en septiembre podrán darse jornadas con temperaturas bajo cero, aunque a la vez no se descartan otras con hasta 30 grados. “Esas variantes tampoco son tan anormales para estos meses”, sostuvo.

Los diques hoy. Los principales lagos de Córdoba están hoy con algo menos de agua que hace un año, salvo los de Cruz del Eje y La Quebrada, que tienen significativos más de tres metros menos que entonces. Ambos anticipan un cuadro de crisis hídrica que no se aleja del noroeste cordobés y del área de Sierras Chicas.

El resto de los diques muestra caudales de entre 20 centímetros y un metro menores a un año atrás.

Si la comparación es con la situación de hace dos años, todos están hoy con más agua. El San Roque, por ejemplo, estaba entonces con dos metros de caudal menos que hoy.

En tanto, tres años atrás, la situación era muy similar a la actual, salvo para La Quebrada que por entonces acumulaba 5,40 metros más que ahora.

Ese dique de Sierras Chicas es el que más dificultades muestra desde hace tiempo. Hasta años atrás, abastecía de agua potable a Río Ceballos, Mendiolaza y Unquillo. Desde el año pasado, sólo provee a Río Ceballos y aún así no mejora de caudal, lo que muestra que más que en la extracción su problema radica en el escaso ingreso de agua de su reducida y cada vez menos productiva cuenca. Ahora, incluso, los camiones que llevan agua a barrios de Salsipuedes sin red, lo harán desde la planta de La Calera y no ya desde este dique.

Los lagos bajan en invierno

San Roque. Perdió 70 centímetros durante julio. Está hoy a 2,45 ­metros del vertedero. Es un nivel aceptable para esta época. Hace un año tenía 21 centímetros más, pero hace dos años mostraba 2,3 metros menos que ahora.

Los Molinos. Bajó 55 centímetros en julio y se ubica a 2,95 metros del nivel del vertedero. Hace un año tenía casi un metro más, pero hace dos acumulaba un metro menos que hoy.

Embalse. En el último mes perdió 36 centímetros. Está a 1,85 metro de su vertedero. El nivel actual es similar al de hace uno y dos años.

Cruz del Eje. Bajó 35 centímetros en julio, está a 7,45 metros de su cota. Hace un año tenía 3,19 metros más. Hace dos, un metro menos.

La Viña. Perdió un metro en julio. Le faltan 12 metros para verter.

 

Fuente: Diario La Voz del Interior