Niños adictos: 90 internados por droga y alcohol

0
837

Ese fue el total de asistidos durante 2014 en el Hospital de Niños. Es más del doble que el año pasado. Advierten sobre el retorno de viejas sustancias.

lengua

Por Redacción Día a Día

El niño llegó excitadísimo a la guardia del Hospital de Niños de la Santísima Trinidad. Eran las 24 horas del sábado 29 de noviembre y el chico, de 13 años, ingresó de urgencia al centro de salud. Venía acompañado por sus padres, quienes informaron que el chico había estado consumiendo “algo” en una fiesta entre amigos.

–¿Qué tomaste?–, preguntó la médica.

–Cartón, cartón–, alcanzó a decir el pibe minutos antes de ser internado.

Con este calificativo, el chico identificó el ácido lisérgico, más conocido como LSD. La sustancia sintética le provocó tal estado de excitación que necesitó ser tratado con tranquilizantes primero e hidratación después. Porque además de dilatación en las pupilas, tenía contractura muscular.

El niño permaneció 48 horas internado en el hospital de Bajada Pucará. No era el primero en llegar así. En el año, el centro de salud ya había internado a otros tantos chicos de entre 10 y 15 años por graves intoxicaciones con drogas y alcohol. Tampoco tenía la primicia en el consumo de LSD: era el tercero del año.

El consumo creciente de alcohol y drogas en niños encendió el alerta entre los especialistas del centro de salud. En lo que va del año, sólo en esta entidad pública se internaron 90 chicos por este tipo de intoxicaciones. La cifra representa un aumento de más del doble con respecto al año anterior: en todo el 2013, 40 niños habían necesitado cama en el internado.

La edad de consumo también fue preocupante: el promedio de los asistidos tenía apenas 13 años. También llegaron niños de 10 y 11 años con graves cuadros de intoxicación. En cuanto al estrato social de los internados, también hubo otra sorpresa: la ingesta desmedida de sustancias adictivas desconoce fronteras socio-económicas.

Nilda Gait, jefa del Servicio de Toxicología del Hospital de Niños, informó: “Todos los chicos que internamos este año provenían de la ciudad de Córdoba. Recibimos pacientes de todos los sectores, incluso de barrios cerrados. Los más pudientes consumen vodka, Fernet y cerveza, mezclada con otras sustancias. Los más humildes, cerveza con pastillas”.

El promedio de internación es de 48 horas. Después, quedan bajo observación. Un programa de seguimiento del hospital se encarga de impedir las recaídas y minimizar las secuelas.

“En épocas pasadas, se fumaba para llamar la atención o para entrar a algún grupo. Recibíamos intoxicados de jueves a domingos. Ahora la prueba es consumir todo tipo de sustancias, cualquier día de la semana”, indicó Gait.

Múltiples son los efectos nocivos del consumo de alcohol y drogas a temprana edad. El primer choque es con el hígado. La mezcla de sustancias puede generar insuficiencia hepática. También son comunes los desórdenes neurocognitivos, especialmente cuando el consumo es antes de los 18 años.

“El alcohol y drogas en niños es una enfermedad emergente. Los padres tienen que estar atentos a los límites, ahora más que nunca. Especiales recaudos deben tomarse en los viajes de egresados”, finalizó Gait.

La “jarra loca” tiene dos nuevos ingredientes

Detergente y lubricante son los dos nuevos aditivos de la llamada “jarra loca”, según análisis realizados por especialistas de Toxicología del Hospital de Niños. Es la primera vez que se encuentran estas dos sustancias en las mezclas de alcohol y pastillas que realizan los jóvenes en las llamadas “previas”.

Otro dato que llamó la atención fue el retorno del LSD, ácido lisérgico que era utilizado por sus atributos psicodélicos en los movimientos artísticos de los años sesenta.
En tanto, la marihuana y la cocaína siguen al orden del día. La diferencia es que esta última se consume más en la boca y no tanto a través de los orificios nasales. Esta tendencia ya está reportando daños: los chicos terminan con ampollas y hasta importantes lesiones en los dientes.

Finalmente, el alerta se extendió a las farmacias. Porque la tendencia hoy es “estirar” la cocaína con paracetamol bien picado. Un monitoreo conjunto entre el Ministerio de Salud provincial y el Colegio de Farmacéuticos de Córdoba tiene el objetivo de monitorear la venta de esta droga.

Sondeo

La Encuesta Nacional de Estudiantes Secundarios del Sedronar indica que los estudiantes de entre 13 y 17 años en Córdoba consumen lo siguiente:
– Alcohol: 62,2 por ciento
– Cigarrillos: 25,2 por ciento
– Marihuana: 11,8 por ciento
– Cocaína: 2,2 por ciento
– Pasta base: 0,6 por ciento.