Nueva ordenanza estipula carros con motos pero sin caballos

0
577

La Municipalidad  prevé sustituir los animales por motocargas. Entregarán entre 100 y 150 el año que viene.

toy_story

Por Redacción Día a Día

Después de una nueva protesta de los carreros frente al Palacio 6 de Julio, la Muni salió a aclarar su política respecto a los recolectores informales de basura que tiene la ciudad y anticipó que se está desarrollando un trabajo para comenzar a eliminar la tracción a sangre en julio del año que viene, cuando se espera que entre en vigencia el nuevo esquema de recolección de residuos.

Sebastián Roca, subsecretario de Ambiente, explicó que el futuro sistema que está en proceso licitatorio prevé que los carreros formen parte del esquema de recolección diferenciada de residuos y que además las empresas que se hagan cargo de la gestión de la basura sean las que brinden, con una frecuencia adecuada, un servicio de recolección de restos de poda y escombros en los barrios.

Roca indicó que la Muni hará un censo de carreros para conocer exactamente cuántas personas son las que viven de la recolección informal de residuos y cuántos caballos hay para después avanzar con un programa de asesoramiento para la conformación de cooperativas que trabajen con la basura. Esta etapa la realizarán en conjunto Ambiente y Desarrollo Social y en el censo se incluirá también a cartoneros.

Para lograr sustituir a los caballos sin quitarle el sustento a los carreros desde la Muni aseguran que se les entregará a estos trabajadores motocargas (antes conocidas como zootropos) para que puedan trasladar residuos, y esperan, para julio del año que viene, entregar entre 100 y 150. Actualmente, el municipio tiene a disposición 50 y se está evaluando de qué manera adquirir el resto. Básicamente, se analiza si estos vehículos serán financiados por el Palacio 6 de Julio, por los carreros o en conjunto.

“Tenemos muchas cosas para discutir y analizar, cómo ver si esos vehículos se entregarán a una persona o a una cooperativa. Con estas motocargas vamos a incluir a los carreros y cartoneros en el nuevo esquema de la basura, a cada cooperativa que se forme se les va asignar zonas para que trabajen haciendo recolección diferenciada y estamos analizando la posibilidad de abrir centros de acopio y transferencia para facilitarles la tarea”, indicó Roca.

Además, el subsecretario de Ambiente aseguró que las cooperativas tendrán ingresos por la venta del kilo de basura reciclada, quedando así los carreros como los encargados de gestionar la porción de residuos con las que les toque trabajar para su comercialización.

La Muni prevé una eliminación paulatina de la tracción a sangre, por eso desde Ambiente creen que se va a ir aclarando más el panorama después de que el nuevo sistema de recolección de residuos entre en vigencia.

Roca además aclaró que la sanidad de los animales es otro de los puntos que preocupa e indicó que serán las organizaciones proteccionistas las que se encargarán de cuidar, alimentar y alojar, en algunos casos con ayuda de la Muni, a los caballos que vayan dejando de tirar carros en las calles de la ciudad.

“Lo vemos inviable”

Héctor Elvio González, presidente del Movimiento de Carreros Unidos, mostró sus dudas respecto al esquema que plantea la Muni y aseguró que nunca se los llamó discutir cómo eliminar la tracción a sangre.

“No nos tienen en cuenta para nada. Se entierra el 95 por ciento de los residuos, yo espero que sea verdad lo que dicen y que nos den participación realmente cuando empiecen a repartir la torta de la basura el año que viene. Como están las cosas lo vemos inviable”, aseguró González.

El jueves, los carreros protestaron frente a la Muni por la inclusión de 30 becarios para los trabajos que realizan y por un incremento de 300 pesos en la beca. La Muni atendió el reclamo.