Ostanelli pretende cerrar la causa con nuevas pruebas

0
186
Una preocupación. La investigación por supuestas dádivas de Ersa involucra a las dos máximas autoridades municipales.
Una preocupación. La investigación por supuestas dádivas de Ersa involucra a las dos máximas autoridades municipales.
Una preocupación. La investigación por supuestas dádivas de Ersa involucra a las dos máximas autoridades municipales.

El exsecretario de Mestre pidió a Amayusco que deje de investigar porque no hay delito. Pero el instructor tiene pruebas que considera claves para la causa.

 

Tras varias semanas sin novedades, en los últimos días hubo movimientos en la investigación que procura determinar si un viaje a Corrientes a una fiesta de la empresa Ersa realizado por el intendente Ramón Mestre, el viceintendente Marcelo Cossar y el exsecretario Privado, Juan Pablo Ostanelli –y sus respectivas esposas– supuso la recepción de dádivas por parte de los funcionarios. La empresa Ersa, al momento de la fiesta ya era prestataria del servicio de higiene en media ciudad, y luego resultó adjudicataria en la licitación del transporte.

El lunes pasado, Ostanelli presentó un escrito a través de su abogado, Luis Fernando Gigena, en el cual sostiene que no hay delito debido a que las cuentas del viaje a la provincia mesopotámica fueron abonadas de manera particular. Para esto, acompañó documentación respaldatoria que pretende dar una nueva versión de los hechos.

La “excepción de previo y especial pronunciamiento” entiende que hay una falta de acción debido a que “manifiestamente el hecho denunciado no encuadra en una figura penal”, en este caso la dádiva, por haberse pagado de modo particular.

En la Fiscalía Anticorrupción por estas horas los instructores observan que los denunciados han cambiado una y otra vez sus versiones a medida que la investigación fue evolucionando.

En otras palabras, 
analizan si fueron adaptándose a lo que el fiscal iba consiguiendo. En Tribunales eso se llama “cabalgar sobre la prueba”.

Medidas probatorias

Para entender qué es lo que sucede es conveniente conocer cómo ha ido evolucionando la causa judicial a partir de aquella noche del 30 de noviembre de 2013 en la que se festejaron los 50 años de la empresa Ersa, en Corrientes. Mestre, Cossar y Ostanelli, junto a sus esposas, viajaron en un avión de la empresa Astori Estructuras.

En el programa televisivo ADN el viceintendente Cossar –que había sido convocado para hablar de otro tema– señaló que ni la Municipalidad, ni el Concejo Deliberante habían pagado el viaje, ni la estadía.

A raíz de esas declaraciones, el senador Luis Juez formuló una denuncia por dádivas en la Justicia federal, pero luego hubo otra denuncia en el fuero Anticorrupción provincial que hizo que a fines de abril el expediente fuera acumulado por Amayusco.

Fuentes judiciales sostienen que una vez que este fiscal tuvo las actuaciones y a poco de ordenar las primeras medidas, la Municipalidad aportó como prueba de inexistencia de dádivas una factura de una agencia de turismo correntina a la que los funcionarios –de su peculio– le abonaron la estadía de las tres parejas en un hotel de aquella provincia. Los pagos, según esa versión, corrieron por cuenta del intendente.

La investigación avanzó y los instructores hicieron allanamientos en Córdoba y en Corrientes, entre otros “objetivos” a las firmas Astori y Ersa. Secuestraron el plan de vuelo del avión, tomaron testimonios a los pilotos e intervinieron en la agencia de turismo correntina. A su vez, determinaron cuál era el hotel en el que se alojaron los tres matrimonios. De esto último, llegaron a la conclusión de que, “en principio”, al hotel lo había pagado Ersa.

Ahora, cuando parecía claro que la estadía no la pagaron los funcionarios, las fuentes judiciales aseguran que Ostanelli presenta documentación que indicaría que, en realidad, la empresa de turismo le reintegró el pago del hotel a Ersa.

Si Amayusco continúa investigando, debe peritar la autenticidad y validez de esa documentación aportada por Ostanelli. El fiscal considera que la causa no debe cerrarse, ya que puede haber otros involucrados, incluidos los directivos de las empresas Ersa y Astori.

Tres versiones en el expediente

Marcelo Cossar. El viceintendente admitió la existencia del viaje a Corrientes a la fiesta de Ersa y dijo que ni la Municipalidad de Córdoba ni el Concejo Deliberante habían corrido con los gastos.

Ramón Mestre. Un representante del intendente acercó a la Fiscalía la factura de una agencia de viajes de Corrientes que había pagado la estadía en el hotel, a cuenta del intendente. Los instructores habrían encontrado inconsistencias en ese comprobante.

Juan Pablo Ostanelli. El exsecretario privado el lunes pasado presentó nueva documentación para probar que en realidad al hotel lo pagó Ersa y luego la agencia de viajes reintegró a esa firma el dinero.

 

Fuente: Diario La Voz del Interior