Páginas que convocan: se inauguró la Feria del Libro de Córdoba 2014

0
214

feria1

Con una instalación artística en homenaje a Julio Cortázar y a diversos capítulos de “Rayuela” se inauguró ayer jueves en el Cabildo la 29ª Feria del Libro de Córdoba. Se entregaron los premios Luis José de Tejeda y Alberto Burnichon.

 

Bajo un techo de cordones entrelazados se inauguró ayer en el Patio Mayor del Cabildo Histórico la 29º Feria del Libro de Córdoba. La instalación, que se expandía también a través de las columnas del edificio dibujando una red o telaraña colorida bajo el efecto de las luces, estaba dedicada al capítulo 7 deRayuela, en homenaje al centenario del nacimiento de Julio Cortázar que se celebra este año y que pasó a ser el contenido conceptual de la apertura.

En una pantalla grande del Patio se veían distintas fotos del autor argentino atravesadas por citas del famoso capítulo de Rayuela, mientras que la entrada al Cabildo lucía una rayuela literal de bordes negros dibujada en el piso, la que a su vez conducía a la instalación de Marcos Jalil, ante la que los ingresantes se detenían por unos instantes: la misma consistía en unos bloques con referencias a los capítulos 56 y 54 de la novela, como “fue como si dos pájaros chocaran en pleno vuelo”, y allí estaban en efecto ambas aves, dos esculturas de hombres-pájaro rebosantes de plumas grises que posaban expresivas.

Pero no todo estaba dedicado a Cortázar en el marco de la apertura: además de los usuales puestos de la plaza San Martín por los que ya caminaba gente desde ayer a la mañana, la Feria abrió sus puertas con una muestra colectiva de humor gráfico local en el mismo Cabildo curada por Iván Lomsacov, “El humor provoca”, que invitaba a la participación del público.

El verbo “provoca” aludía al lema de la Feria, “Córdoba evoca, convoca y provoca”, concebido por la curadora de esta edición, la escritora cordobesa Tununa Mercado, quien abrió con un discurso la apertura oficial, cerca de las 20. La autora dijo que la invitación le significó un “peregrinaje a mis orígenes, a mi historia, a esta Córdoba que configura y modela mis palabras”. Hizo referencia a la reforma universitaria, al Cordobazo, a Atilio López, a una ciudad que “convoca a invocar, que sigue rompiendo lo establecido”, y al “poder de la palabra escrita, dicha, cantada, complicada”.

Después de Mercado hablaron el rector de la Universidad Nacional de Córdoba Francisco Tamarit, el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica Jesús Manuel Gracia Aldaz (a raíz de la condición de España como país invitado del evento) y el intendente Ramón Mestre.

Los premios
A las 20 en punto, antes del corte simbólico a cargo de las autoridades locales que abrió oficialmente la Feria, se entregaron dos importantes galardones locales: por un lado el Premio Municipal de Literatura Luis José de Tejeda, que tuvo a Gustavo Gros como ganador del primer premio por la novela Año bisiesto, que entregó Reyna Carranza; al ausente Jorge Paulantonio como merecedor del segundo premio, y a Maximiliano Cárdenas como ganador del tercero, por la novela Fotos de carnaval (entregó Viviana Rivero).

Por otro lado también se entregó el Premio Alberto Burnichon al mejor libro editado en Córdoba: lo ganó Luzazul de Emilio García Wehbi, de Ediciones DocumentA/Escénicas; Iván Burnichon le entregó el premio a Gabriela Halac, responsable del sello local. También hubo una mención especial para Agua de Darío Falconi, de la editorial villamariense El Mensú Ediciones.

Por último, el presentador de la inauguración anunció la aprobación a cargo de la Legislatura de la Provincia de la ley que instituye anualmente el día 25 de marzo como El Día del Editor de Libros, en homenaje a la trayectoria y figura del editor Alberto Burnichon.

El final del acto invitó a la gente a levantarse de sus asientos y visitar las carpas, ahí donde esperan los libros, silenciosos protagonistas de esta nueva Feria que inicia.

 

Fuente: Diario La Voz del Interior