Para Bianchi, la victoria ante River fue un “partido de Copa”

0
100

Para “el Virrey”, el choque en el Monumental se pareció a un duelo de Libertadores. “De esos en los que no te podés equivocar”, dijo.

river_boca_7_0

Por Agencia DyN

 El entrenador de Boca Juniors, Carlos Bianchi, describió que su equipo jugo y ganó “un partido de copa” en el Monumental, y consideró “lógica” la victoria sobre River.

“Fue un partido de Copa, de esos en los que uno no se puede equivocar. Nosotros convertimos el gol, ellos tiraron un par de tiros en el palo, nosotros también pegamos uno. En el segundo tiempo no nos dejaron salir pero creo que la victoria es lógica porque estos partidos se ganan así. Ganamos un partido de copa”, señaló Bianchi tras el 1-0 en el Monumental.

 

“Fue un partido de Copa, de esos en los que uno no se puede equivocar. Nosotros convertimos el gol, ellos tiraron un par de tiros en el palo, nosotros también pegamos uno”.

 

Admitió Bianchi que “se disfruta ganarle a River”, y amplió: “ganarle a River en cancha de River es importante”.

El entrenador consideró que fue “un triunfo especial por distintas razones y no sólo por haber jugado sin nuestro público. Salimos a jugar con muchos problemas, con jugadores que no sabíamos si iban a terminar el primer tiempo. El equipo se hizo fuerte en la dificultad y jugamos un buen partido”.

“Era necesario un triunfo para no alejarnos de los punteros. Tenemos ganas de seguir peleando el campeonato y por eso llegamos a esta cancha difícil con la idea de ganar. Fuimos efectivos, pudimos sobreponernos a la adversidad y seguimos en la pelea”, añadió.

 

No es lindo jugar sin público
Cuando se le preguntó si este encuentro había sido similar al de la Copa Libertadores de 2004, cuando Boca cayó 2-1 y luego se impuso por penales en la semifinal de la Copa, dijo: “Si bien las circunstancias eran diferentes, el contexto fue similar. No es lindo jugar en un estadio sin tus hinchas pero había que jugarlo. Y lo ganamos”.

Y siguió: “Se disfruta ganarle a River en su cancha, es el adversario histórico. Pero lo que más valoro es que hace cuatro partidos que no nos convierten goles pese a haber cambiado la defensa en todos esos encuentros. Es bueno porque los jugadores van ganando confianza y se van consolidando”.