Pasaron a retiro obligatorio a cinco jefes policiales

0
257

17/01/2014 | 06:04 Se trata de los comisarios mayores de la Policía de Córdoba Sergio Berrocal, Ángel Domínguez, Gustavo Godoy, Adrián Ferrato y Horacio Soria. Todos tuvieron a su cargo sendas unidades departamentales.

ARCHI_205231

El Gobierno de la Provincia de Córdoba anunció ayer una nueva reestructuración en los mandos policiales, que incluye a las jefaturas de cuatro unidades departamentales.

El ministro de Gobierno y Seguridad, Walter Saieg, confirmó a Cadena 3 el “pase a retiro obligatorio” de los comisarios mayores Sergio Berrocal (jefe de la departamental San Javier), Ángel Domínguez (jefe de la departamental Río Cuarto), Adrián Ferrato (jefe de la departamental Sáenz Peña), Horacio Soria (jefe de la departamental Unión) y Gustavo Godoy (ex jefe de la departamental Punilla).

Al hacer trascender la decisión, una alta fuente del Gobierno de la Provincia la explicó reservadamente como parte una amplia “purga” policial, un nuevo coletazo de la crisis que se desató tras la huelga de los efectivos de seguridad durante las jornadas del 3 y el 4 de diciembre.

El recambio se dio a conocer en la misma jornada en que un fiscal ordenó la detención de 16 oficiales y suboficiales de la fuerza y de una ex agente penitenciaria que lideró las protestas de familiares en su condición de esposa de un policía.

Ocurrió poco después, también, que mil gendarmes desembarcaran en Córdoba para actuar ante cualquier conato de rebeldía policial y para garantizar la seguridad pública, según precisó el jefe de Gabinete del Gobierno nacional, Jorge Capitanich.

Declaraciones de Saieg
En sus declaraciones formales, el ministro Saieg prefirió enmarcar el relevo en el cumplimiento normal de un “ciclo”.

“Todos los años hay retiros obligatorios –subrayó el ministro– y la Junta de Calificación de la Policía propone siempre cuáles son los nombres” de los oficiales superiores que ya tienen “más de treinta años de servicio. Son ciclos que se van cumpliendo”.

Ante una pregunta sobre la actuación de estos jefes durante la crisis de diciembre, Saieg dijo que “no hay ningún juicio desfavorable hacia ellos”.