Pese a pedido de desalojo sigue toma de Jefatura en San Luis

0
166

15/08/2013 | 06:50 El acuartelamiento lleva más de 30 horas. Intervino el juez del Crimen Nº 2 de la provincia. El ministro de Seguridad, Martín Olivero, solicitó que “depongan su actitud pacíficamente”.

ARCHI_194904

Ordenaron desalojar la Jefatura de San Luis (Informe de Eduardo Olivares).COMPARTIR
1 de 3
Crece la tensión en San Luis a raíz del acuartelamiento de 51 policías exonerados desde la madrugada del martes en la Jefatura Central de la capital puntana.

El juez del Crimen Nº 2 ordenó ayer el desalojo del edificio , la que se mantiene ocupada por medio centenar de personas, en su mayoría efectivos de la fuerza en el marco de un plan de lucha motivado por sanciones.

Se trata de 51 uniformados que fueron separados de la fuerza o pasados a retiro por haberse autoacuartelado al reclamar un aumento salarial y mejoras en las condiciones de trabajo.

Los efectivos castigados, a los que se les sumaron paulatinamente otros compañeros no sólo de la ciudad de San Luis sino también de Villa Mercedes y del interior provincial, quemaron gomas en todos los accesos al edificio.

Pasado el mediodía de ayer, el Ministerio de Seguridad de la provincia impartió órdenes a Grupos Especiales para que rodeen el edificio.

Ya por la tarde, pasadas las 19, el titular de la cartera de Seguridad, Martín Olivero, formuló un mensaje público en el que pidió que los manifestantes depongan su actitud de manera pacífica.

“Ante esta situación que puede afectar la integridad física de las personas, pido, ante el pueblo de San Luis, a los ocupantes que depongan pacíficamente su actitud de manera de lograr un retiro voluntario del edificio”, señaló el funcionario provincial.

Por otro lado, aseguró que se encuentra garantizada la seguridad y que se están restableciendo los servicios de emergencia, luego de que los manifestantes intervinieran el 911.

Agregó que los 30 móviles retenidos en el interior de la Jefatura ya fueron reemplazados.

Ayer, como consecuencia de la crisis en la fuerza, el comisario general Miguel Angel Ubieta presentó su renuncia.

El principal López, uno de los voceros de los acuartelados, dijo en ese entonces a Cadena 3: “Tengo gente dispersa por todo el edificio”.

“Hay una calma tensa, hemos garantizado la seguridad del (ahora ex) jefe de policía y de su plana mayor. Tienen total libertad para retirarse del edificio”, indicó.

“Tratamos de que la gente no tenga mucho contacto con el afuera, para evitar desmanes”, añadió.

Al mismo tiempo, este líder de los sublevados señaló que parte de quienes lo acompañan son oficiales que están armados.

En tanto, el grupo especial COAR pudo poner a resguardo la sala de armas del edificio.

Informe de Eduardo Olivares.