Pese al control de los militantes, hay aumentos de precios y faltan productos

0
122
Racionamiento-productos-faltantes-LUCIANO-THIEBERGER_CLAIMA20130625_0021_17El plan “Mirar para Cuidar” no logró evitar ambos problemas. Tampoco hubo sanciones.

El plan “Mirar para Cuidar”, que el Gobierno lanzó con bombos y platillos hace tres semanas para verificar que no hubiese aumentos de precios ni faltante de productos, está en pleno funcionamiento. Sin embargo, ambos problemas aún existen en las góndolas y todavía las autoridades no sancionaron a ningún establecimiento.

Según un relevamiento realizado por Clarín, faltan en las góndolas de los supermercados más de la mitad de los productos básicos que forman parte de la canasta de los 500 precios congelados.

El sondeo se hizo sobre más de 40 productos clave en supermercados de San Telmo, Caballito y Colegiales. El resultado fue el siguiente: el 52% de los artículos no estaba, un 16% no se identificaba como integrante del acuerdo y un 8% ni siquiera tenía precio.

“En Tucumán, por ejemplo, la única marca de azúcar que está con precio congelado, no existe en la provincia”, señalaron en una entidad de defensa de los usuarios, como una de las inconsistencias del plan del Gobierno.

No obstante, el plan Mirar para Cuidar se lanzó con numerosos militantes e inspectores municipales que recibieron como misión verificar el cumplimento de los precios congelados y la disponibilidad de esos productos.

Luego debían reportar a Axel Kicillof, el viceministro de Economía, y en caso de subas o desabastecimiento, las sanciones las aplicaría el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, se explicó entonces.

Pero hasta el momento, y pese a las góndolas con evidentes faltas de productos, no hubo ninguna sanción. Se calcula que hay inconvenientes con el 75% de la mercadería buscada, en línea con lo que denuncian varias asociaciones de consumidores.

Pero el Gobierno, sólo admite fallas en algunos casos puntuales y no sanciona a los responsables.

“Se dijo que se iban a aplicar multas en 24 horas y todavía no vimos nada”, señaló a este diario Fernando Blanco Muiño, titular de la Unión de Consumidores de Argentina (UCA).

El dirigente explicó que el problema radica en que “no hay nada por escrito, ¿qué marco legal tiene esto?

Está muy flojo de papeles. No se publicó en el Boletín Oficial, a pesar de que la ley de Defensa del Consumidor prevé la aplicación de multas”, dijo.

De acuerdo con lo que reportan las entidades de consumidores, los problemas más evidentes de este congelamiento son: el incumplimiento en los precios acordados (es decir los vigentes en febrero); los faltantes de producto y la falta de reposición por un producto de similares características.

Ademas, precisan que “no están señalizados en góndolas. No se dice nada sobre la garantía de stock. En fin, como política de Estado para contener la inflación y cuidar el salario este plan es un fracaso”, opinó Blanco Muiño.

Mientras tanto el Gobierno no acusa recibo de estos problemas. La subsecretaria de Defensa del Consumidor Maria Lucila Colombo, suele decir que el congelamiento “funciona muy bien” y -hasta ahora- sólo admitió que hubo unas pocas denuncias de productos faltantes “en determinados días y horarios”. También la titular del INDEC, Ana María Edwin, salió la semana pasada a sostener que el congelamiento “se respeta, se está cumpliendo”.

 

Fuente: Diario Clarín