Piden que la Justicia anule los descensos a la B

0
158

Socios de Independiente, entre los que se encuentra el titular del Colegio de Abogados, acusaron a los presidentes de Quilmes y Racing de arreglar el resultadodel partido de la sospecha. Además, involucraron a Grondona

600x0_670746

 

 

 

 

 

 

 

 

Crédito foto: Télam

Lo hicieron socios de Independiente quienes citaron que el presidente de Independiente dijo que “Racing jugó para atrás”. Piden que se indague a Grondona.

 

Los directivos de Quilmes y Racing fueron denunciados penalmente a raíz de un presunto “arreglo” al que arribaron ambos equipos a partir del partido que disputaron el pasado viernes, y el cual perjudicó a Independiente en su lucha por no descender de categoría.

 

La presentación la hizo Jorge Rizzo, presidente del Colegio Público de Abogados de Capital Federal y socio de Independiente al igual que el denunciante Maximiliano Bevilacqua.

 

En el escrito al que accedió Infobae, además piden al juez de instrucción 7 que cite a indagatoria al titular de la AFA, Julio Grondona, para que “se determine si el comportamiento denunciado por el Sr. Cantero es habitual en los torneos organizados” por la entidad.

 

“Venimos a formular denuncia penal por la posible comisión de delitos de acción pública por parte de algunos dirigentes de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y/o jugadores y/o dirigentes del Quilmes Atletic Club y del Racing Club”, sostiene la presentación.

 

Los denunciantes tuvieron en cuenta los dichos de Javier Cantero, presidente de Independiente, quien días atrás declaró: “Racing jugó para atrás, jugaron para perder”. En ese sentido, sostuvieron que aquel “acusó públicamente a los jugadores de Racing Club de haberse dejado ganar en su partido contra Quilmes para perjudicar al clásico rival (Independiente), acuciado por el promedio ya que se encuentra en zona de descenso a la B Nacional”.

“Maniobras de estas características importan, a todas luces, actitudes defraudatorias para con nosotros los socios y simpatizantes de un club y de un deporte como el futbol, resultando no solamente vulneradas las más elementales normas de fair play, sino también, los intereses económicos y deportivos mediante una suerte de conductas típicas”, sostuvo Rizzo en la presentación.

 

Los denunciantes pidieron al juez que cite también a los presidentes de Quilmes y Racing, al técnico de este último equipo, Luis Zubeldía.

 

“En caso que se verificara la razón de los dichos del Sr. Cantero, se proceda a ordenarse la anulación de los descensos, atento encontrarse amañados los mismos por conductas típicas, antijurídicas y culpables, sin perjuicio de caer sobre los responsables con todo el rigor de la ley”, concluyeron los acusadores.

 

El descargo de Aníbal Fernández

Ante esta situación, el presidente de Quilmes, apuntado por la mencionada denuncia penal, fue contundente: “Donde nos mencionen a nosotros en esta supuesta sospecha, nosotros vamos a querellar”, adelantó.

 

El senador nacional aseguró que no conoce a Gastón Cogorno, titular de Racing:“Nunca lo vi en mi vida”, en tanto que descartó cualquier posibilidad de haber incurrido en el delito penado por la Ley del Deporte en el caso de incentivar económicamente a un rival para pejudicar a un tercero: “Debemos sueldos y vamos a pagarle a alguien para que vaya para atrás, no existe”, sentenció.

 

Por último, en declaraciones a radio Del Plata, agregó: “Las sospechas son de otros, no nuestras. Van a tener que pagarnos por incriminarnos en algo ilegal y a Quilmes le viene bárbaro porque necesita la plata”.