Por la quita de subsidios y los nuevos precios, el gas subiría hasta un 500 por ciento en agosto

0
154

Se trata del doble de lo anunciado por el Gobierno, cuando comunicó el recorte de las compensaciones a las tarifas. Ayer, publicó los nuevos valores del servicio en el marco de un “esquema de racionalización” para usuarios residenciales, comercios y consumidores de GNC

0010834128 (1)

El 27 de marzo, al anunciar el plan de recorte de subsidios al gas, los ministros de Planificación, Julio De Vido; y Economía, Axel Kicillof, informaron que las boletas del servicio experimentarían subas de hasta el 284 por ciento.

Sin embargo, once días después, al oficializar los nuevos precios del gas natural y GNC para todas las zonas del país a través de nueve resoluciones -resta saber los valores que tendrá Metrogas, concesionaria de la Capital Federal y parte de la provincia de Buenos Aires- se observó que el aumento real que deberán afrontar lo usuarios será casi el doble.
Al analizar la batería de normas que dan cuenta de una recomposición integral de las tarifas del servicio tras años sin ajustes, publicadas ayer en el Boletín Oficial, técnicos de las gasíferas y analistas energéticos estimaron al diario Clarínque por la combinación de menos subsidios y tarifas que serán más altas si no se ahorra respecto de lo consumido el año pasado los aumentos hasta agosto para los usuarios residenciales podrían rozar el 500 por ciento.
 
Ayer, el Ejecutivo oficializó el nuevo “esquema de uso racional del gas” que le permitirá a los usuarios hogareños atenuar de forma considerable los ajustes en caso de que registren un ahorro superior al 20% en comparación con el bimestre de 2013. También contarán con tarifas especiales quienes utilicen entre un 5% y un 20% menos de gas respecto del mismo período del año pasado.
Como contrapunto, quienes no se encuadren en ninguno de esos dos grupos por haber utilizado el mismo nivel de gas que en 2013 o incluso más pasarán a sufrir en agosto un fuerte aumento en la tarifa que, sumado a la quita de los subsidios, representará un aumento de casi el 500 por ciento en la boleta.

Los incrementos alcanzarán -según lo informado ayer en el Boletín oficial- en caso de que no hagan un uso “racional” del servicio a 8 millones de hogares: clientes de Gas Natural Fenosa (presta servicio en el Gran Buenos Aires), Distribuidora Gas del Centro (Córdoba, Catamarca y La Rioja), Camuzzi Gas Pampeana (parte de Buenos Aires y La Pampa), Gasnor (Tucumán, Salta, Jujuy y Santiago del Estero) y Distribuidora de Gas Cuyana (Mendoza, San Juan y San Luis).

Sólo quedarán excluidos de las alzas los que viven en la Patagonia. Fuentes oficiales confirmaron al diario La Nación que en los próximos días se publicarán las resoluciones que autorizarán los ajustes para el resto de las empresas, entre ellas Metrogas, que atiende a los clientes de la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense.

En principio, de acuerdo a lo consignado por el diario Clarín en base a las resoluciones difundidas ayer, el precio del gaspara el 27% de los hogares de la región metropolitana que integran la categoría más baja (R1) saltará de $0,166 por metro cúbico a $0,298 en agosto si bajan el consumo entre 5% y 20%. Si no “ahorran”, el valor del gas será de $0,429.

Para el grupo R2-3 (entre 801 y 1000 metros cúbicos anuales), el gas pasará de $ 0,193 a $ 0,377 si logran consumir entre 5% y 20% menos y a $ 0,561 si siguen demandado lo mismo que el año pasado o más.

En la categoría más alta (R 3-4), el aumento del gas será del 247% si consiguen achicar el consumo entre un 5% y 20% y del 494% si no llegan a “ahorrar” un mínimo del 5%.

Otra novedad que se conoció con las normativas de ayer es que los cargos fijos y las facturas mínimas aumentarán hasta un 37% entre abril y agosto.

Los incrementos se aplicarán de manera escalonada en tres tramos, este mes, en junio y en agosto, al tiempo que las subas del precio del gas también correrán para todos los usuarios residenciales que ya perdieron o renunciaron a los subsidios estatales.

También aumentará el GNC, que utilizan principalmente taxis y remises. El valor mayorista pasará de $0,5983 por metro cúbico a $0,7324, 23% más. En la Capital Federal se vende a $2,5 por metro cúbico.