Quedan unos 250 evacuados por los incendios en Córdoba

0
153

Lo confirmó el ministro Passerini. En la zona de Calamuchita retornarían hoy a sus hogares. Siguen varios focos activos en la Provincia. 

Por Redacción La Voz y Corresponsalía

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Passerini, dijo en la mañana de miércoles que quedan unas 250 personas evacuadas por los incendios que afectan a la Provincia de Córdoba.

El funcionario señaló en declaraciones radiales que “prácticamente hoy no van a quedar evacuados en Santa Rosa de Calamuchita”.

Passerini afirmó que hoy comenzarán a trabajar con quienes han perdido la vivienda y que los que puedan volver a su casa, lo van a hacer.

“Le hemos propuesto distintas alternativas a la gente. Ahí hay cabañas, lugares de alquiler, hasta que se reconstruya la vivienda, la Provincia va a garantizar el alquiler”, agregó.

El ministro aseguró que también se asistirán con líneas de crédito a todos los emprendimientos de la zona.

“La Provincia los va a asistir con créditos del Banco de Córdoba y a las personas las vamos a ayudar. La idea es que rápidamente podamos comenzar a recuperar el lugar. Por suerte hemos resguardado las vidas humanas”, sostuvo.

“Tenemos unas 65 entre viviendas y cabañas afectadas, de todas maneras hasta que no termine el último foco de incendio seguimos haciendo números porque queremos garantizar la ayuda a todos los que la necesiten”, indicó.

Focos activos

El jefe del Plan Provincial de Manejo del Fuego, Marcelo Zornada, dijo esta mañana que

“ya muchos de los incendios fueron extinguidos en el 70 por ciento”, mientras que “otros han pasado a ser guardia de cenizas”.

“Hoy creo que vamos a tener varios incendios controlados”, evaluó.

Al ser consultado sobre cuáles eran los focos más complicados, Zornada respondió: “ Se encontraba anoche en la zona del Observatorio hacia San Clemente, la zona que iba hacia Alta Gracia – La Paisanita. Ya había sido controlado el incendio en San José de la Quintana, se estuvo trabajando en el incendio de Cosquín – Bialet Massé y falta ver la estrategia entre Cosquín – Calera”.

“Nosotros hemos tenido por día con rotación de bomberos unos 600. Tenemos que sumarle el personal policial y de bomberos. Ha trabajado también la parte del Ministerio que ha hecho la parte logística, o sea, estamos alrededor de 900 personas aproximadamente por día que rotaban entre todos los incendios”, añadió.

“No lo había visto nunca, esa inestabilidad dentro de un pinar, realmente fue dantesco”, consideró Zornada cuándo le preguntaron sobre la magnitud del foco en Calamuchita.

Córdoba sigue complicada por el fuego, aunque el panorama parece tener una dosis de dramatismo menor a la del día anterior. De todos modos, una decena de focos sigue activo y fuera de control, mientras se suman hectáreas a las más de 22 mil que –según estimaciones aún extraoficiales– se quemaron sólo entre el viernes y el martes.

No hay relevamientos precisos pero se estima que cerca de un centenar de casas y cabañas resultaron seriamente dañadas por el fuego.

Dos personas están internadas en grave estado en Córdoba. Isidro Pelliza (49), con traumatismos de cráneo y tórax al caerle un tronco cuando intentaba controlar el fuego en su complejo de cabañas en Calamuchita; y Carlos Pallen (25), con quemaduras en el 38 por ciento de su cuerpo, sufridas cuando su vivienda tomó fuego en la localidad de Salsipuedes.

Según la Jefatura de Policía, ayer sumaban 12 los detenidos, sospechados de tener responsabilidad en algunos de centenares de focos iniciados en la última semana. Varios, por hechos de consecuencias menores, ya recuperaron la libertad.

Hasta en Capital

La ciudad de Córdoba no escapó a la ola. Cerca del mediodía, un foco se desató en la reserva San Martín. Según confirmó uno de los bomberos que trabajó en el lugar, el fuego tuvo origen en la zona del puente Los Carolinos y avanzó de oeste a este. Pasadas las 18, ya había penetrado bastante el amplio parque, en plena zona urbana. Anoche, trabajaban siete bomberos y varios vecinos que se acercaron a colaborar antes para evitar que se fuera de control y tomara más vegetación.