Rugby: el tricampeón La Tablada brindó en La Voz del Interior

0
213

El plantel del equipo de Urca realizó el tradicional brindis en la sede del diario. Intimidades de un equipo que unió con éxito experiencia y juventud.

la-tablada-en-la-voz

jaguirre_1's picture

Por Joaquin Aguirre

Por tercer año consecutivo, el plantel de La Tablada pasó por La Voz del Interior para el tradicional brindis de los campeones.

Relajados e inmersos en un clima de felicidad, varios integrantes del club azulgrana prolongaron una celebración que arrancó el sábado en la cancha del Bajo con la conquista del Súper 12.

“Los malos momentos nos potencian. Sabemos que Rubén estuvo presente el sábado en el Bajo”, dijo Gustavo Murga emocionado.

En algunos rostros, como los del “Bachi” Rodríguez o Gastón Revol, aún eran visibles las marcas de la tremenda batalla ante Tala.

En otros, en cambio, sus voces delataban huellas pero del festejo nocturno.

Encabezados por el presidente Gustavo Murga, quien en el brindis, tras agradecer los elogios de Pablo Bianco, gerente de Marketing del diario, recordó la ausencia de su antecesor Rubén Gigli (fallecido el pasado 17 de junio), los hombres de La Tablada revivieron la conquista.

“Cada campeonato es especial, pero a este lo disfruto más. Se armó un grupo fenomenal”, admitió Gastón Revol.

“Los malos momentos nos potencian. Sabemos que Rubén estuvo presente el sábado en el Bajo”, dijo Murga emocionado.

“Estamos orgullosos de lo que logramos. El club está trabajando bien. Hay recambio. Este año nuestro nivel de juego no fue superlativo, pero fuimos un equipo sólido y mantuvimos la esencia del club”, señaló Carlos Ayala, entrenador principal.

A su lado, inseparables, estuvieron Cristian Villalba, Martín Ugarte y Patricio Kember.

El capitán Lucas Paschini se ausentó con aviso porque viajó al exterior, pero regresará para el Torneo del Interior. “Nico” Spitale también emprendió un viaje y no estará el resto de la temporada.

Gastón Revol fue quien comandó los festejos ayer en La Voz.

El polifuncional back, baluarte de este equipo, arengó y casi ni se despegó de la copa.

“Cada campeonato es especial, pero a este lo disfruto más. Se armó un grupo fenomenal. Durante el último mes cada vez que había un asado o un programa éramos como 50. Y eso en los momentos complicados de los partidos marca la diferencia”, reveló “el Verde”.

Una postal del recambio que se viene en Urca fue el abrazo entre Javier Ramón y Matías Galliano. Uno, con 35 años y mil batallas en el lomo; el otro, con 19 y un puñado de partidos en primera, incluida la final, claro.

“Imaginate lo que es para mí. El año pasado veía los partidos desde la tribuna y ahora jugué la final”, rememoró “el Chino”, promisorio pilar derecho.

Al margen de la diferencia de edad, se vio a un grupo compacto.

Se mezclaron chicos como Nougués o Tomalino con experimentados como Pez, “el Bachi” o Ramón. Un preciso mix que les permitió alcanzar el tricampeonato.