Schiaretti rehúsa debatir, el resto lo reclama

0
157

El candidato de Unión por Córdoba argumentó que las propuestas ya fueron difundidas antes de las primarias y que el debate debería haberse realizado entonces. Aguad, Baldassi y Scotto criticaron la decisión y pidieron que la iniciativa se concrete igual.

7-debate

Por Redacción LAVOZ

El primer candidato a diputado nacional por Unión por Córdoba, Juan Schiaretti, decidió no participar de un debate televisivo con los principales postulantes de las otras tres listas más votadas en las elecciones primarias del 11 de agosto pasado.

La decisión del exgobernador fue cuestionada por referentes y candidatos de las listas del radicalismo, del PRO y del Frente para la Victoria, quienes acusaron a Unión por Córdoba de escaparle al debate y a la confrontación de ideas.

Como en oportunidades anteriores, la iniciativa fue impulsada por La Voz del Interior y Canal Doce, con el objetivo de favorecer un espacio público para que los ciudadanos puedan conocer en profundidad las propuestas de los postulantes más votados en las Paso y cómo las defienden de cara a la elección del próximo 27 de octubre.

Ese día, los cordobeses deberán sufragar para elegir a los nueve diputados nacionales que asumirán el 10 de diciembre, en reemplazo de la mitad de la representación provincial en la Cámara Baja.

La primera reunión

Hace 10 días, cursadas las invitaciones a la primera reunión para acordar los términos del debate, el Comando de Unión por Córdoba respondió que, pese a valorar estos encuentros, Schiaretti “no se sumará a la iniciativa”. Y argumentó que “las propuestas de cada uno de los espacios políticos ya fueron ampliamente difundidas en ocasión de la campaña electoral de las Paso”.

A pesar de la ausencia del oficialismo provincial, el jueves 22 de agosto se reunieron representantes de las otras tres fuerzas políticas convocadas, en la sede integral de este diario.

En esa oportunidad, asistieron el legislador provincial Rodrigo de Loredo y Héctor Carranza en representación de Oscar Aguad (UCR); el parlamentario Javier Pretto y la candidata Laura Rodríguez Machado, en representación del principal postulante del PRO, Héctor Baldassi; y Eugenia Monti y Marcos Ibáñez, como referentes del comando de campaña de Carolina Scotto, cabeza de lista del Frente para la Victoria.

Dado el interés que manifestaron los que participaron de esa reunión, en los últimos días se realizaron nuevas gestiones ante Unión por Córdoba. Pero Schiaretti reiteró su posición de que, como la gente ya votó en las primarias, el debate debió haberse realizado antes de esos comicios.

El exgobernador planteó que en todo caso se invite a todas las fuerzas que participarán de la elección de octubre. Y que de acuerdo con su estrategia electoral sólo participa en encuentros en los que pueda acordar los mecanismos de funcionamiento (así es en este caso, ya que hay reuniones previas para definir por consenso la metodología del debate). Por todo lo expuesto, volvió a declinar su participación.

Reacciones

El radical Aguad dijo que la decisión de Schiaretti “habla a las claras de que Unión por Córdoba es una cáscara vacía, que lo único que hace para seducir a la gente son sketchs publicitarios; pero que, a la hora de confrontar propuestas y debatir, no lo hace”. Para el candidato radical, “hoy más que nunca hace falta que los candidatos debatan sobre las preocupaciones que la gente tiene por la inflación, la inseguridad y qué piensa hacer cada uno en el Congreso”. Aguad opinó que debatir “es una obligación y no una 
opción”. “Los asesores publicitarios pueden sugerir el qué de una propuesta, pero los candidatos debemos explicar el cómo”, añadió.

El legislador provincial macrista Javier Pretto, jefe de campaña del PRO, también lamentó la decisión de Schiaretti. “Es una pena que no quiera debatir porque el debate es importante, sobre todo porque en las elecciones primarias no se habló mucho de propuestas”. Dijo que esperaban que el exgobernador “se animara a debatir, porque la confrontación de ideas le hace bien al electorado”. Y se pronunció a favor de que la iniciativa se concrete “aun sin la presencia de Schiaretti”. Y propuso “dejar la silla vacía de los que no quieren debatir”.

Carolina Scotto enfatizó: “Soy muy crítica de la decisión del exgobernador porque afecta nuestro compromiso público a favor del debate”. Reclamó que la iniciativa “se haga igual, porque la decisión de Schiaretti es política y la gente debe conocerla”. Agregó que no hacer el debate porque uno no va, “no sería del todo democrático porque perjudicaría a los que sí tienen compromiso con el debate”. Y pidió a los medios que si levantan el debate después no se lo reclamen a los candidatos.