Se fue Puricelli y asume una funcionaria cercana a Berni

0
99

Militante-Rodriguez-Campora-Kirchner-TELAM_CLAIMA20131203_0004_17Es María Cecilia Rodríguez, que deja un puesto en el área de asistencia a emergencias en Defensa. Llegó al Gobierno de lamano del secretario de Seguridad, el hombre fuerte del ministerio.

 

El 10 de julio pasado, Cristina Kirchner y María Cecilia Rodríguez compartieron una larga charla en la cena anual de camaradería de las Fuerzas Armadas. Con picardía, Sergio Berni se había encargado de sentarlas juntas en la misma mesa y dejarlas solas.

Menos de un mes después, cuando una fuga de gas provocó una trágica explosión en Rosario,se volvieron a encontrar. Experta en el trabajo de emergencia en zonas de catástrofes,Rodríguez había sido de las primeras enviadas por el gobierno nacional para evaluar daños y coordinar la asistencia.

“Cecilia estuvo en la emergencia de Kosovo, en el tsunami de Tailandia, en Haití.

Experta como pocas ”, la mimó por entonces la Presidenta en su cuenta de Twitter.

No pasaron cuatro meses hasta ayer, cuando Cristina decidió designarla ministra de Seguridad, desplazando a Arturo Puricelli, y sumando así el cuarto cambio en su gabinete tras la derrota electoral de octubre y su largo mes de convalecencia tras la cirugía craneal a la que fue sometida.

Como ocurrió en la cartera económica, el cambio de ayer busca cortar tensiones y divergencias internas en otra área clave que demanda decisiones urgentes. Como secretario de Seguridad y hombre de confianza de la Presidenta, Berni ya había tenido problemas con la ministra Nilda Garré, que no se acallaron con el desembarco de Puricelli en junio de este año. Con Rodríguez, en cambio, hace tiempo que trabaja en equipo.

El hiperactivo Berni había hecho llegar a oídos de Cristina sus reclamos por la lentitud de Puricelli y su equipo para resolver trámites e implementar acciones. “ La gestión estaba colapsada por un bloqueo de Puricelli, su jefe de gabinete (el sobrino del ministro, Arturo Oscar Puricelli) y el encargado de asuntos jurídicos (Federico López Spada)”, describió ayer a Clarín una fuente de la cartera de Seguridad (Ver página 7). Entre los expedientes atrasados se encuentran la compra de 800 cámaras de seguridad para la Capital Federal y adquisiciones de patrulleros y helicópteros como parte del plan de modernización de las fuerzas de seguridad.

Licenciada en Ciencia Política, Rodríguez trabajó con la ONU y OEA en programas de asistencia humanitaria en Kosovo, Gaza, Honduras, Bolivia, Paraguay y el El Salvador. Entre 2006 y 2009 fue directora de Asistencia Crítica del Ministerio de Desarrollo Social, bajo el mando de Alicia Kirchner.

Mano derecha de Berni, ambos conformaron una fuerza de tareas en los barrios más carenciados para identificar necesidades y vehiculizar respuestas.

Rodríguez viajó a Haití con los Cascos Blancos y luego volvió a trabajar con Berni como subsecretaria de participación Ciudadana en Seguridad. Cuando Agustín Rossi asumió en Defensa, Rodríguez se hizo cargo de la nueva Secretaría de Coordinación Militar de Asistencia en Emergencias.

El viernes, Cristina recibió en Olivos a Puricelli, su cuñada Alicia y Capitanich. El titular de Seguridad venía atrasado en la elaboración del plan de metas que le solicitó el jefe de gabinete a cada ministro. Su desplazamiento lo terminó de conversar la Presidenta con Berni. El ex teniente coronel retirado del Ejército no habría mostrado reparos en que su antigua subordinada se convirtiera en su jefa. Berni huye de las cuestiones protocolares. Prefiere aparecer como un hombre de acción.

 

Fuente: Diario Clarín