Se vienen las bolsas pagas en los súper

0
149

En marzo se discutirá el proyecto que elimina las oxidegradables y las reemplaza por otras biodegradables, a cargo del cliente.

bolsas_0

Por Natalia García

Cuando la ordenanza que limitó la entrega en los comercios de las bolsas oxidegradables cumpla tres años, el Concejo Deliberante podría continuar el tratamiento de una nueva normativa que prevé la entrega de nuevas bolsas biodegradables con un costo para el cliente.

Mientras tanto, el proyecto en el que hace más de un año la Cámara de Supermercados de Córdoba comenzó a trabajar, espera salir de la comisión de Salud Pública del Concejo Deliberante para ser tratado y aprobado por todos los bloques.

Juan Carlos Martín, integrante de la entidad que nuclea a los supermercados, dijo que “en concreto todavía no hay nada”. El proyecto original establece la entrega de bolsas más resistentes y con mayor poder de carga. Asimismo, serían de dos colores para fomentar la separación domiciliaria de residuos.

Los clientes deberían poner su cuota de esfuerzo, ya que las bolsas costarían entre 15 y 25 centavos, según el tamaño. Quienes no estén dispuestos a pagar, deberán ir a los comercios con sus propias bolsas reutilizables, changuitos o bien, trasladar los productos sueltos.

La cuestión económica no preocupa a los comerciantes. Las bolsas que actualmente se entregan hoy están cargadas en la estructura de costos y son cobradas de todas maneras a los clientes.

“Hasta ahora, los súper siguen entregando las bolsas como siempre. Ya tendríamos que haber llegado a una solución, porque realmente es un problema”, admitió Martín, al frente de los supermercados Mariano Max.

“La idea es encontrar alguna alternativa. Queremos concientizar a la gente y que le de a las bolsas un mejor uso”, indicó y agregó que “ya existe una conciencia general sobre el cuidado del medio ambiente, pero la gente se relaja”.

Esperando en el Concejo

El concejal del Peronismo que Viene Marcelo Rodio fue quien presentó la propuesta al Concejo. Dijo que el proyecto “sigue en estudio”, pero que “está en la grilla para ser tratado con preferencia en comisión”.

Rodio cree que se tratará en marzo. Hasta diciembre, “había voluntad para poder sacarlo”, aseguró. “Todo indica que las iniciativas que forman parte de la ciudad, del medio ambiente, tienen que seguir. Esperamos que la cuestiones políticas no se mezclen. Hasta el año pasado venía bien”, dijo.

La ordenanza que hace casi tres años estableció cambiar el material de la bolsa que entregan los supermercados no redujo el impacto ambiental.

Las bolsas oxidegradables que actualmente se entregan no son biodegradables. La única diferencia es que se despedazan mucho antes, pero siguen siendo plásticas y, por lo tanto, formuladas a partir de derivados del petróleo.

Las mal llamadas bolsas oxibiodegradables sirven para reducir el desagradable efecto visual de las bolsas como residuos, pero no su impacto ambiental real.

Desde las entidades ambientalistas sostienen que un verdadero plan de reemplazo debería implicar la erradicación del uso masivo del plástico con este fin, en el marco de una reducción de la basura que se genera, y el uso de materiales realmente biodegradables.

2.500 millones por año

Cuántas bolsas. Según un cálculo que hizo este diario en 2009, por año 2.500 millones de bolsas pasan a formar parte de los residuos en Córdoba. Esta apreciación se realizó sobre la base de un dato Villa General Belgrano, donde el municipio se tomó el trabajo de calcularlas en su ámbito.

Por habitantes. En esa localidad, con ocho mil habitantes estables (suponiendo que fuesen 10 mil por el turismo que recibe), se usaban nueve millones de bolsas por año. Si se tomara este cálculo como razonable, Bell Ville, con 35 mil habitantes, movería unas 30 millones de bolsas por año. Y Villa María, con 67 mil habitantes, unas 60 millones. Y la Provincia, unas 2.500 millones de bolsas.

Prohibido. En la provincia son más de 35 los municipios con ordenanzas que impiden o limitan el uso de bolsas plásticas en los comercios. En algunos casos, como Villa María, Villa General Belgrano y Jesús María el acatamiento es alto, sobre la base de los controles municipales.