Siguen los reclamos en Salud Mental

0
197

Dicen que la crisis del área continúa. Problemas edilicios en el hospital de Santa María.

2-b_10

Por Redacción LAVOZ

Un año después del escándalo que desnudó la angustiante situación que se vivía en el neuropsiquiátrico del Hospital de Bell Ville, especialistas y legisladores aún reclaman un verdadero cambio en el área y denuncian que algunas de las condiciones precarias continúan.

Aunque admiten que se incrementaron recursos en el área, todavía quedan imágenes difíciles de desterrar. Por ejemplo, las que tomó el viernes pasado en el hospital de Santa María –en Punilla– la legisladora por el Frente Cívico Liliana Montero. Las fotos muestran baños rotos, sucios y con humedad, basura desparramada y salas de contención cuyo uso debería desterrarse, según normas internacionales y como aconseja la Nación.

Por otro lado, el Observatorio de Salud Mental y Derechos Humanos en Córdoba difundió un informe a comienzos de año, en el que concluye que poco se hizo por mejorar la situación de los pacientes y por adecuar los tratamientos y el presupuesto a lo que dicta la ley provincial 9.848 (llamada “de desmanicomialización”), entre otras normas.

Consultado sobre estos temas, el ministro de Salud de Córdoba, Francisco Fortuna, admitió que la situación de Santa María no es la ideal, pero explicó que la prioridad estaba en terminar las obras en Bell Ville. Anunció, precisamente, que hoy se retirarán los 30 pacientes de Santa María que habían sido trasladados desde Bell Ville hasta terminar las refacciones. Y anticipó un ambicioso plan de obras para Santa María.