Sobrevivió 17 días bajo los escombros en Bangladesh

0
176

bangladesh_7Nunca imaginé que volvería a ver la luz del día, dijo la joven Reshma. Ya suman 1.042 los muertos por el trágico derrumbe.

 

 

Dacca. Una joven que permaneció 17 días bajo los escombros fue rescatada ayer con vida de uno de los sótanos del edificio Rana Plaza, cuyo derrumbe en Dacca, capital de Bangladesh, provocó más de mil muertos.

Reshma Begum, de 19 años, fue sacada del lugar donde permaneció más de 400 horas y trasladada de urgencia por los socorristas, en ambulancia, a un hospital de la zona, donde se encontraba en buenas condiciones de salud.

Alrededor del mediodía de ayer, los encargados del rescate oyeron un hilo de voz que salía de entre los escombros. “Estoy viva, por favor, rescátenme”, alcanzó a decir la mujer.

Los socorristas detuvieron las máquinas excavadoras y extrajeron las piedras con las manos hasta llegar a la joven.

Los bomberos dijeron que Reshma sobrevivió gracias al agua embotellada y las pequeñas raciones de comida seca que fueron lanzadas entre los escombros por los socorristas durante los primeros días de búsqueda, cuando fueron rescatadas cientos de personas.

Antes de ser llevada a una ambulancia, Reshma contó que había quedado atrapada en un pequeño espacio donde había algo de aire y un poco de luz.

“Escuché las voces de los socorristas durante días y para atraer su atención golpeaba escombros con bastones y otras cosas”, contó. “Nadie me oía. Nunca imaginé que volvería a ver la luz del día”, subrayó.

“Es un acontecimiento milagroso”, manifestó la primera ministra Sheikh Hasina, quien ayer mismo visitó a la joven en el hospital, reportó The Wall Street Journal .

Según el último recuento de ayer del ejército, 1.042 personas murieron en la peor tragedia industrial de la historia del país asiático.

Con el rescate de Reshma, el número de heridos se situó en 2.438, muchos de los cuales continúan hospitalizados.

Reclamo general

Contra las multinacionales. Activistas y sindicalistas asiáticos pidieron que las multinacionales sean procesadas judicialmente por desastres como el derrumbe en el que murieron más de mil trabajadores en un complejo textil en Bangladesh. “Hay que crear un marco legal internacional para que las marcas internacionales paguen en sus países por lo que ocurre en otros lugares”, dijo Sanjiv Pandita, director de Asia Monitor Resource Centre.

Etiquetados. El complejo de nueve plantas con cinco talleres textiles que se derrumbó el 24 de abril pasado desató un escándalo porque allí tenían sede fábricas que trabajaban para firmas occidentales. Entre los escombros se encontraron etiquetas de la sueca H&M, la irlandesa Primark, la canadiense Joe Fresh, la estadounidense Wal-Mart y la italiana Benetton.

 

Fuente: Diario La Voz del Interior