Suben mínimo para Ganancias: salario bruto de $ 15.000

0
118

Presion-fiscalTras la derrota electoral, el Gobierno resolvió aflojar la presión impositiva sobre los asalariados. Actualizó el mínimo no imponible del tributo más cuestionado.

Buenos Aires. A partir del próximo primero de septiembre, los trabajadores con salarios 
mensuales de hasta 15.000 pesos brutos dejarán de pagar el Impuesto a las Ganancias, mientras que los que tengan un sueldo de 15.000 a 25.000 pesos serán beneficiados con un aumento de 20% en el mínimo no imponible de ese gravamen y de 30% en el caso de los residentes en la región patagónica, en todos los casos sin importar, como era hasta hoy, si son solteros o casados.

El “esfuerzo fiscal” será afrontado tanto por el Estado como por el sector empresarial privado, en este caso con impuestos de 15% a las acciones que no cotizan en la Bolsa y de 10% al reparto de dividendos, de modo de que no sean afectados los ahorros particulares de plazos fijos ni las acciones y títulos que se negocian en la Bolsa.

Además, el Gobierno modificó los rangos de percepción del régimen de asignaciones familiares para los trabajadores en relación de dependencia, por lo que más de 850 mil niños también cobrarán ese beneficio, aunque sin que se modifiquen los irrisorios valores actuales.

Los anuncios los hizo públicos la presidenta Cristina Fernández, seguidos de los detalles técnicos a cargo de los titulares de la Afip (Administración Federal de Ingresos Públicos), Ricardo Echegaray, y de la Anses (Administración Nacional de la Seguridad Social), Diego Bossio, al abrir anoche en la Casa Rosada la segunda reunión del denominado “Diálogo social”, tras el primer encuentro de hace una semana en Río Gallegos.

Segunda ronda. El Gobierno anunció las modificaciones en el cobro de Ganancias durante el segundo encuentro de diálogo sectorial con empresarios y sindicatos (DyN).

La Presidenta hizo los anuncios después de la fuerte pérdida de votos en las Paso y a dos meses de las legislativas, cuando el conjunto de la oposición había logrado instalar en la agenda cambios en Ganancias. A tal punto que ayer habían solicitado al oficialismo una sesión especial para el miércoles próximo para tratar los muchos proyectos en ese sentido, incluido el que promueven legisladores que responden a Sergio Massa. Ahora tendrán que debatir los cambios propuestos por la Rosada.

“Las decisiones son resultado del consenso alcanzado en Río Gallegos”, se limitó a puntualizar la Presidenta.

“No se va a gravar el ahorro de los argentinos en pesos que va a la inversión y sobre todo a las pymes”, agregó en referencia al rechazo en ese sentido que había expresado el presidente de la Asociación de Bancos de Argentina (Adeba), Jorge Brito. De todos modos, Brito no pudo disimular su desagrado al escuchar el anuncio de aquellos dos nuevos impuestos.

Después de detallar los alcances de los cambios en Ganancias, Echegaray dijo que el “esfuerzo fiscal” derivado de los mismos (4.495 millones de pesos) “lo compartirán” el Estado y los empresarios.

Sin entrar en detalles, dijo que el Gobierno “mejorará la gestión” para aportar 2.439 millones (55%), mientras que el privado lo hará con 2.056 millones de pesos (45%), a partir de la creación por ley de los dos nuevos impuestos que “gravan la renta de capital, sin afectar el ahorro y la inversión”.

Según cálculos de la Afip, la compra y venta de acciones que no cotizan en la Bolsa aportará 697 millones, en tanto que la distribución de dividendos suministrará los restantes 1.359 millones de pesos.

De todos modos, gran parte de aquellos casi 4.500 millones volverán al Estado a partir de los impuestos que gravan el consumo.

Asignaciones familiares

Bossio, a su turno, anunció los cambios sobre el régimen de asignaciones familiares: los trabajadores que ganen entre 2.000 y 4.800 pesos seguirán cobrando 460 pesos por hijo, mientras que los que perciban de 4.800 a 6.000 recibirán los actuales 320 
pesos.

Los que ganan entre 6.000 y 7.800 pesos por grupo familiar percibirán 200 pesos y quienes ganan entre 7.801 y 30.000 pesos, 110 pesos de asignación familiar, siempre que ninguno de los dos cónyuges gane más de 15.000 pesos.

El “esfuerzo fiscal” será de 95 millones de pesos mensuales, de 390 millones en lo que resta del año y de 1.143 millones de pesos durante todo 2014.

1,5 millón de trabajadores

Fuera de Ganancias. Es la cantidad de asalariados registrados que quedarán fuera del pago del tributo: de 2,5 millones pasa a menos de un millón. Quienes tengan ingresos brutos inferiores a $ 15.000 no tributarán, para los sueldos de $ 15.000 a $ 25.000 sube el mínimo 20%.

850 mil hijos de trabajadores

Asignaciones familiares. El tope salarial para cobrar este beneficio sube de $ 8.400 a

$ 15.000 por persona, o $ 30.000 por grupo familiar. De acuerdo con la información de la Anses, se sumarán al cobro 850 mil hijos de asalariados, para totalizar 4,042 millones.

15% compra de títulos

Nuevo impuesto. El Gobierno gravará con el 15% la compraventa de acciones y títulos valores que no coticen en los mercados (incluidos sujetos del exterior). Se prevé recaudar 697 millones de pesos, con lo cual se financiará parte del alivio en Ganancias para asalariados.

10% a los dividendos

Otro impuesto. Según informó la Afip, la distribución de dividendos pasará a pagar un nuevo tributo del 10 por ciento. De este modo, se espera recaudar unos 1.359 millones de pesos, con los cuales se financiará, junto con el impuesto a la compra de acciones, la mejora en Ganancias.

 

Fuente: Diario La Voz del Interior