Trabajan para que el “café pendiente” levante más espuma en Córdoba

0
248

cafe_4Un grupo de voluntarias se puso a trabajar para que más bares se sumen a esta acción solidaria, que se instaló en Capital e interior.

 

 

Un grupo de voluntarias comenzó a trabajar para que la iniciativa del “café pendiente” se reproduzca cada vez en más bares de la ciudad de Córdoba. Hoy hay dos locales en los que se puede dejar cafés pagos para que los disfrute quien los necesite.

La iniciativa llegó hace menos de un mes a la ciudad de Córdoba y se propagó también al interior provincial.

El primer local en sumarse fue el Quentin Café, ubicado en el Cineclub Municipal Hugo del Carril. Hasta ayer, se habían dejado pagos unas 40 tazas, y habían sido reclamadas poco más de 20.

También participa el local de Wollen ubicado en Luis de Tejeda 4054, Cerro de las Rosas. Y en el interior provincial la idea prendió con más fuerza: hay lugares para dejar o pedir cafés pendientes en Alta Gracia, Almafuerte y Río Cuarto. Aunque la ciudad con más éxito es Villa María, con nueve bares adheridos.

Origen europeo. El café pendiente es una acción solidaria que nació en Europa. Nació de un cuento atribuido al guionista italiano Tonino Guerra, que se multiplica en las redes sociales desde finales de marzo.

La historia es sobre una persona que es testigo en un bar en el que los clientes toman un café y pagan por otros que no consumen. Finalmente, entra un indigente y pregunta si hay algún “café pendiente”, y al ser positiva la respuesta, lo consume con ganas. En el relato se asegura que eso sucedió en Nápoles en 2008.

La idea llegó a Argentina a finales de marzo pasado de la mano de Sol Verdier, quien creó una página web y otra en Facebook, ayudando a que se difundiera.

Y ahora, Daiana Fernández, Verónica Valbuena y Romina Fernández trabajan para que la iniciativa tome fuerza en Córdoba.

Para eso, crearon la página de Café Pendiente Córdoba en Facebook, y también un grupo en la red social al que se puedan sumar voluntarios.

“La idea es movernos, que el proyecto se conozca, que se sumen más bares y que la gente sepa que tiene disponible esto”, comentaron. También colabora Francisco Franco, dueño de Quentin Café y pionero de la iniciativa en la capital cordobesa.

 

Fuente: Diario La Voz del Interior