Trabajo descartó dictar la conciliación para judiciales

0
113

El ministro del área, Adrián Brito, dijo que no se considera esa opción por tratarse de un poder independiente. Hoy habrá una asamblea y evalúan un paro para esta semana.

Trabajo-

Por Redacción LAVOZ

El Ministerio de Trabajo provincial descartó de plano la alternativa de que se dicte la conciliación obligatoria en el conflicto planteado en el Poder Judicial, en el marco de la discusión con el gremio por la aplicación de un sistema de remuneraciones por porcentualidad para los empleados.

Adrián Brito, titular de la cartera laboral, dijo ayer a este diario que no se puede dictar la conciliación porque se trata de “un poder independiente”. Remarcó que ese Ministerio solamente venía actuando como facilitador en una negociación acordada entre las partes.

No obstante, añadió que esa cartera está dispuesta a servir como ámbito de diálogo si las partes acuerdan tratar otra propuesta sobre porcentualidad.

El titular del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Carlos García Allocco, aunque ratificó su “vocación de diálogo”, reiteró ayer a este diario que el alto cuerpo había dado por “terminada” la negociación en Trabajo, por no asumir el gremio su compromiso de no realizar medidas de fuerza.

No descartó, sin embargo, que si se garantizan las condiciones se pueda retornar al diálogo con el gremio.

El viernes pasado, el TSJ retiró su propuesta de porcentualidad y dio por concluidas las negociaciones con la Asociación Gremial de Empleados del Poder Judicial (Agepj). Fundamentó esa decisión en que, además de rechazar el borrador provisorio que entregó el alto cuerpo, el gremio no cumplió con el pacto de no efectuar medidas de acción directa.

Respecto a las medidas de fuerza, García Allocco dijo que “rige la acordada” que establece descuentos para las medidas de fuerza y que había sido suspendida por la negociación.

La propuesta oficial fija un enganche del 70 por ciento sobre un conformado de 31 mil pesos para el vocal del TSJ, que excluye algunos ítems.

En un clima convulsionado, los judiciales realizaron ayer asambleas desde las 8, cortaron cerca del mediodía la calle Caseros, frente al Palacio de Justicia, y culminaron la protesta con una marcha hasta el Patio Olmos.

El gremio realizará hoy, a las 14, una asamblea extraordinaria para definir las acciones a seguir.

Irina Santesteban anticipó, que entre las medidas de fuerza que se impulsan está el trabajo a código desde mañana y un paro jueves o viernes, o ambos días.

El presidente del Colegio de Abogados de Córdoba, Alejandro Tejerina, dijo que pedirá a la Provincia que dicte la conciliación obligatoria para que se garantice el servicio de justicia. Santesteban también consideró que Trabajo puede dictar esa medida.