Tras el voto en Marcos Juárez, Macri apuesta a fortalecer la “tercera vía”

0
170
Dellarossa, anteanoche en Marcos Juárez, junto a Macri, Aguad, Baldassi y Michetti.
Dellarossa, anteanoche en Marcos Juárez, junto a Macri, Aguad, Baldassi y Michetti.
Dellarossa, anteanoche en Marcos Juárez, junto a Macri, Aguad, Baldassi y Michetti.

Afianzó la alianza con la UCR en Córdoba, pero priorizará su figura y postergará un eventual acuerdo nacional.

 

Fortalecer la marca propia y no apurar un acuerdo. Ésa es la consigna que bajó Mauricio Macri después del triunfo en la localidad cordobesa de Marcos Juárez, donde la alianza local entre Pro y la UCR se impuso en las elecciones municipales el domingo y batió al sector del gobernador del PJ, José Manuel de la Sota.

Exultante, el jefe de gobierno porteño reforzó su plan de exhibirse como el candidato a presidente del “cambio” y desplegó un paraguas temporal en torno a posibles alquimias hacia 2015, sin descartar ninguna alternativa. “Es bueno que se consolide la figura de Mauricio, que establezcamos diálogos, y es absurdo que pongamos límites”, analizó ante LA NACION el ministro de Gobierno porteño y armador a nivel nacional, Emilio Monzó.

Más allá de la ingeniería electoral, la intención es avanzar en la promoción de postulantes de Pro en el interior. Macri viene de lanzar a los empresarios Facundo Garretón, en Tucumán, y Juan Collado, en Salta, y al médico Jorge Gronda, en Jujuy. Y este fin de semana la agenda lo lleva de nuevo al Norte, con visitas a Formosa, donde podría compartir una cita con el radical Ricardo Buryaile, y Misiones. En esta última provincia, Pro da por descartado un pacto con el peronista opositor Ramón Puerta, que coqueteó con Macri y con Sergio Massa, y finalmente anunció su apoyo al líder del Frente Renovador.

Ayer, en una recorrida radial, Macri destacó el arreglo que permitió entronizar en la intendencia a Pedro Dellarossa, pero apuntó a la construcción de su espacio. “Ellos están trabajando en UNEN, y nosotros creemos en lo que hemos marcado, que es una tercera vía”, dijo, en diálogo con Vorterix. En sintonía, el titular de la UCR, Ernesto Sanz, pidió no “traspolar” la experiencia local al escenario nacional.

Si bien el test cordobés fue una prueba a menor escala (Marcos Juárez cuenta con 27.000 habitantes), algunos dirigentes creen que la alianza anida como objetivo mayor consensuar una fórmula para la gobernación. Esa intención tiene al diputado radical Oscar Aguad como uno de sus promotores y, en el otro extremo, está cada vez más cerca el senador del Frente Cívico, Luis Juez.

El vínculo con Macri genera un verdadero temblor en el interior del frente UNEN, sobre todo con resistencia en el ala “progresista”, encarnada por el socialista Hermes Binner y Fernando “Pino” Solanas. Aguad, el más abierto desde la UCR, ayer pidió al conglomerado dinamizar la dinámica de las decisiones. “UNEN debe primero definir una candidatura, no debe tener cinco, porque en esas candidaturas se diluye el espacio”, argumentó. En Pro enfrían la posibilidad de forzar alguna alianza, aunque no cierran la puerta hacia adelante. “A la hora de competir con el oficialismo hay que ser inteligente con los acuerdos políticos”, sostuvo Monzó. Sí continúan a rajatabla con la táctica de marcar que no hay diferencias entre Daniel Scioli y Sergio Massa, rivales a los que ubican dentro del universo peronista y con los que se disputan el podio. “Es parte del mismo grupo de gente que hace algunos retoques, pero son siempre los mismos, con las mismas prácticas. Creen que el Estado es del que gana la elección y no de la gente”, insistió Macri.

En un giro para dar contenido concreto a su plataforma de campaña, dio indicios de medidas económicas que tomaría en caso de llegar a la Casa Rosada, como una reforma impositiva. “En mi gobierno no va a haber más impuesto a las ganancias para los trabajadores, lo va a tener que pagar la gente que más plata gana”, afirmó. El cambio de la base imponible de ese tributo es un reclamo de la CGT, resistido por el Gobierno. Macri fue más allá y prometió “sacar todas las retenciones a la exportación” y quitar restricciones al comercio exterior.

El alcalde sorprendió con su menú económico. Hasta ahora, su discurso tenía como eje una discusión para federalizar los recursos -sería una cesión que, según planteó, debería hacer el gobierno central- y la reactivación de las economías regionales.

Como parte del diálogo que supo entablar con Cristina Kirchner en los últimos meses, también reveló una conversación con la Presidenta para destrabar el conflicto por la retirada de la Policía Federal de la Capital. A pesar de los cruces de alto voltaje, el jefe de gobierno porteño elogió al secretario de Seguridad, Sergio Berni, autor de la medida, con la que dio marcha atrás, al considerar que el funcionario “tiene sus cosas buenas”.

UNA VOTACIÓN DE “CARÁCTER LOCAL”

La Casa Rosada le quitó relevancia a la victoria cosechada por la coalición de Pro y los radicales en Marcos Juárez. “En el contexto de una competencia de carácter territorial, es necesario observar los resultados desde la misma provincia de Córdoba, como un resultado de carácter local”, dijo el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, en un giro para minimizar el impacto de la contienda cordobesa.

ENTRE SOCIOS Y RIVALES

Mauricio Macri

Jefe de Gobierno porteño

“Ellos están trabajando en UNEN y nosotros creemos en una tercera vía”

“[Scioli y Massa] es el mismo grupo de gente que hace algunos retoques, pero son siempre los mismos, con las mismas prácticas”.

 

Fuente: Diario La Nación