Un loteo social con problemas por dos escrituras

0
177

La Provincia declaró de utilidad pública un predio en la zona norte para subdividirlo en lotes sociales. Pero, la expropiación está trabada porque tiene dos títulos de propiedad. Uno es de la desarrollista Gama.

cosntruccion

Por Juan Pablo Martínez

La Provincia planea, en una porción de tierra de 92 hectáreas, uno de los proyectos para viviendas sociales más importantes de los últimos años. Con ese terreno, el Ministerio de Desarrollo Social pretende dar respuesta a las necesidades de déficit habitacional que hay en la ciudad de Córdoba, pero la expropiación que debe dar el puntapié inicial a las obras está frenada por un conflicto de papeles: una antigua familia del sector y la constructora Gama figuran como las propietarias del inmueble.

La Provincia quiere subdividir el predio en 2.808 lotes de características sociales para beneficiar a aquellos vecinos que hoy viven en condiciones de hacinamiento y a quienes se les dificulta el acceso a la tierra o la vivienda propia. El terreno fue declarado de utilidad pública y sujeto a expropiación por la Legislatura Unicameral en diciembre de 2012, pero luego de la aprobación de la ley se detectó una “superposición de matrículas” que detuvo todo el proceso.

“Es un terreno que viene con problemas judiciales desde 1889. En el año 1906, se había presentado un proyecto de subdivisión del lote, pero por los inconvenientes que tenía nunca se aprobó. Pertenecía a un tal Francisco Torres y con el tiempo nadie reclamó la posesión. Nosotros iniciamos el proceso de expropiación con estos antecedentes, pero después apareció un tercero, un señor Stofanelli, con un juicio de usucapión iniciado en 1969 y esta sería la persona que le vende el terreno a Gama”, relató Paulo Messori, director de Escrituración de Viviendas Sociales del Ministerio de Desarrollo Social.

Messori explicó que Gama presentó la matrícula de la tierra pero indicó que está “superpuesta” con la que ya tenía en su poder la Provincia: “Para explicarlo gráficamente, es como si un auto tuviese dos patentes”.

Así, Messori aseguró que el trámite administrativo ahora pasó a ser judicial: “Nosotros lo estamos trabajando con los abogados de la Procuración para que se le asigne el lote a la Provincia. Cuando pase esto, se deberá definir la consignación del dinero por la expropiación, para lo que Gama debe sanear el título y demostrar que la matrícula que tiene es legítima”.

Qué dice Gama. Fuentes de la empresa consultadas por Día a Día, que pidieron reserva de identidad, reconocieron la existencia de la superposición de matrículas de la tierra, pero aseguran haber comprado el inmueble de buena fe a una familia de la zona.

“Nosotros le compramos el terreno a la familia Stofanelli y nos lo vendieron con todo en regla. Sólo una porción de 20 hectáreas presenta este problema de superposición de matrículas por un inconveniente viejo. Acá no importa si son 10 metros o 20 hectáreas, el proceso de expropiación se habría frenado lo mismo”, indicaron desde Gama.

La empresa asegura que en esa zona posee 300 hectáreas y que estas 92 son las conflictivas. Además, destacaron que los terrenos que quiere la Provincia no son prioridad ya que tenían pensado comenzar a trabajar en el sitio “dentro de dos o tres años porque están en un sector que no es comercializable”.

Qué pretende la Provincia. Desde el Ministerio de Desarrollo Social aseguran que la adquisición de estás 92 hectáreas forma parte de un proyecto para disminuir el déficit habitacional en la ciudad de Córdoba. La idea del ministerio a cargo de Daniel Passerini es disponer de estas tierras para trabajar en la construcción de viviendas sociales a través de cooperativas.

Messori aseguró que aunque el proceso de expropiación está demorado y “atado a tiempos judiciales” ya se avanzó en la planimetría. “Presentamos un croquis en la Municipalidad de Córdoba marcando los respectivos terrenos, espacios verdes, escuelas y dispensarios que debería haber en el sector. Tratamos de ir ganando tiempo en esto hasta que podamos disponer de las tierras”, dijo el funcionario provincial.

2.808. Lotes planea disponer la Provincia en esas tierras, con la idea de construir viviendas de carácter social.

Un problema centenario. Las tierras en disputa tienen un conflicto de propiedad que se remonta a 1889. El dueño original falleció y nadie reclamó la posesión. Luego, un particular inició un proceso de usucapión, y se arrogó la titularidad de los terrenos. La empresa Gama asegura que compró el predio con todo en regla.