Volverán a extender una hora el horario de cierre de boliches

0
109

Un proyecto del oficialismo propone que los locales de espectáculos estén abiertos hasta las 6 y la venta de alcohol termine a las 5. En 2009 se había acordado el cierre a las 5.

Boliches-3-a

Por German Pandolfi

El Concejo Deliberante de Córdoba aprobará mañana, con el aval de la mayoría, un proyecto del oficialismo que propone extender el horario de cierre de los locales de espectáculos públicos de la ciudad hasta las 6, o sea una hora más en relación con lo permitido hasta ahora.

Además, el proyecto del bloque radical estipula que la venta de bebidas alcohólicas estará permitida “hasta las 5”. Las multas para quienes incumplan esto se cuadruplicarán: irán de cuatro mil a 10 mil pesos, más clausura por 15 días. En reincidencias, la sanción se duplicará y se clausurará por dos meses.

Ayer, la Comisión de Legislación General del Concejo aprobó el proyecto de la mayoría y también un despacho de la minoría introducido por el bloque Eva Duarte hace casi un año, que no cambia nada en cuanto a horarios. Pero ambos proyectos tienen puntos de contacto en cuanto a buscar alternativas para evitar situaciones de discriminación al momento de ingresar a los boliches, algo que es motivo de permanentes denuncias.

Los dos despachos se tratarán en la sesión de mañana e incorporan modificaciones al Código de Espectáculos Públicos (ordenanza 11.684). No obstante, el proyecto radical no será apoyado por la oposición.

El concejal Miguel Siciliano (bloque Eva Duarte) recordó que el cierre de boliches a las 5, en coincidencia con el tope para expender alcohol, se había acordado en 2009 tras mucho debate. “Ahora se vuelve a cambiar, es un retroceso y es grave; esto no tiene que ver con los jóvenes, sino con el beneficio de empresarios que quieren que la noche se extienda para que sea más rentable”, cuestionó Siciliano.

Razonó luego: “Mientras más horas tenga la noche, más alcohol tomarán los asistentes”.

Además, Siciliano puso la duda sobre otro aspecto: “El proyecto oficialista habla de restringir la venta de alcohol hasta las 5, pero no indica nada sobre consumo; tranquilamente los jóvenes podrán beber hasta más tarde de lo fijado”, opinó.

Por eso, el bloque Eva Duarte no acompañará la iniciativa del radicalismo. Tampoco la apoyarán los demás bloques opositores. Desde Unión por Córdoba, el edil Héctor Campana objetó que “no hubo discusión sobre un tema complejo como el del consumo de alcohol” y dijo que, pese a todo, “se consiguió acortar la noche”. Pidió que el proyecto vuelva a comisión. Esteban Dómina (bloque Frente Cívico) dijo que el oficialismo intenta aprobarlo “de manera intempestiva” y cree necesario “analizarlo con mayor profundidad y escuchar a todas las voces involucradas”. Agregó luego: “No se puede pensar sólo en el interés de los bolicheros”.

“A favor de la seguridad”

Voceros del bloque radical justificaron el proyecto de cierre de boliches a las 6 y dijeron que un motivo es “la seguridad”. Al respecto, se explayaron: “Estirar el horario tiende a que los jóvenes no se suban alcoholizados al auto, ya que tendrán una hora más sin beber que les servirá para desintoxicarse”.

Entienden que cada vez es más difícil controlar y que, según datos del Hospital de Urgencias, crecieron los accidentes por conducción alcoholizada.

Otro motivo para extender el cierre a las 6 es, de acuerdo con el radicalismo, que en meses del verano a esa hora ya es de día. “Queremos desalentar a los jóvenes a ir en auto a bailar a ciudades del área metropolitana, en pos de la seguridad”, dicen.

“Esta iniciativa busca mejorar lo que no logró la de 2009”, remataron, tras admitir que el radicalismo la había apoyado.

Para evitar situaciones de discriminación

Los proyectos del oficialismo y de la minoría (bloque Eva Duarte) coinciden en varios aspectos.

El primero que ingresó al Concejo Deliberante de Córdoba fue el de la minoría, en diciembre de 2012. Busca evitar situaciones de discriminación dentro y fuera de boliches. En primer lugar, prohíbe los espacios VIP (reservados sólo a ciertas personas), salvo que se pague más por ellos; propone no demorar a nadie más de 30 minutos en el ingreso, a menos que se exhiba un cartel que indique “capacidad máxima colmada”; y exige a locales de espectáculos instalar cámaras de filmación en la puerta, para grabar lo que ocurra en el ingreso (el material servirá de prueba en caso de denuncias por discriminación, deberá guardarse durante un año y entregarse al municipio si este lo requiere).

El proyecto del oficialismo también ataca la discriminación. Sugiere que existan espacios reservados (VIP) si para acceder a ellos se paga tarifa diferenciada. También contempla la instalación de cámaras de seguridad en el frente de los locales, que deberán grabar en forma ininterrumpida desde su apertura hasta su cierre, registro que deberá guardarse por 12 meses. Y exige exhibir en la puerta un cartel que diga “capacidad máxima colmada” si el local está repleto.