Vuelve la actividad parlamentaria al Congreso con dos proyectos clave para el gobierno nacional

0
80

Tras el largo receso por la campaña para las PASO, este miércoles diputados y senadores vuelven a sesionar en el recinto. La Cámara alta debatirá la reapertura del canje de deuda – que será bajo las mismas condiciones que 2010– mientras que la Cámara baja buscará avanzar con el impuesto a la venta de acciones. 

Adrián Escandar

0010056530

La de este miércoles será una jornada intensa en los dos cuerpos del Congreso. El Gobierno apura el tratamiento de sus iniciativas anunciadas la semana pasada y que tuvieron un rápido tratamiento en comisión.

El Senado debatirá el proyecto de ley que abre un tercer canje de deuda mientras que Diputados bajará al recinto para gravar la compraventa de acciones que no cotizan en Bolsa y los dividendos y utilidades que distribuyen las empresas con destino a financiar la exención al pago de Ganancias para los sueldos brutos de hasta a 15.000 pesos.

Reapertura del canje de deuda

Tras el fallo adverso de la Cámara de Apelaciones de Nueva York, la presidente Cristina Kirchner anunció el lunes pasado, por cadena nacional, la propuesta de abrir un tercer canje de deuda para el 7 por ciento de los acreedores de bonos en default que no aceptaron las dos reestructuraciones anteriores.

En la Cámara alta, el texto tiene su aprobación en general asegurada ya que tanto el Frente para la Victoria como la Unión Cívica Radical expresaron la semana pasada, durante el debate en comisión, su respaldo a la medida.

La iniciativa suspende la vigencia de la denominada Ley Cerrojo y establece que la nueva convocatoria se realizará en “términos y condiciones financieras” similares a la operación concretada en 2010.

En ese sentido apunta a “llevar adelante todas las acciones necesarias para la conclusión del proceso de reestructuración de los títulos públicos” que no ingresaron a los canjes instrumentados en 2005 y 2010.

El artículo segundo del proyecto establece que los “términos y condiciones financieros que se ofrezcan no podrán ser mejores que los ofrecidos a los acreedores en el decreto 563/10”, referido a las condiciones de los bonos del canje 2010.

Otro artículo importante, el número 7, suspende la vigencia de la denominada Ley Cerrojo, para dar vía libre a la operación que oportunamente realizará el Ejecutivo.

Se trata de un artículo clave, de cara al juicio que la Argentina enfrenta en Nueva York, donde la Corte Suprema de los EEUU deberá decidir si toma o no el caso.

Durante el plenario de comisiones que le dio dictamen al proyecto que será debatido este miércoles desde las 14, tanto el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, como el secretario de Política Económica, Axel Kicillof, ratificaron que el proyecto es una muestra de que la “Argentina no eludirá sus compromisos de pago con sus acreedores”.

Lorenzino aseguró que existe un “intento de volver al pasado”, y advirtió que algunos acreedores “no tienen deseo genuino de cobrar, sino que lo que quieren es tener ganancias cuantiosas a costa de todos los argentinos”.

A su turno, Kicillof aseguró que la “Argentina no debe caer en la trampa del sistema financiero de pagar deuda con más deuda”, y consideró a la propuesta argentina como “generosa y equitativa con un estricto criterio de justicia”.

Impuesto a las Ganancias, desde los $15.001

El tan ansiado reclamo de los sindicatos, especialmente los agrupados a la CGT de Hugo Moyano, que fueron los primeros en salir a dar pelea por la suba del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, fue propuesto por la Presidente la semana pasada, en la previa a la segunda audiencia del llamado “diálogo social” con empresarios, industriales, banqueros y sindicalistas.

Mañana martes, un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados se reunirá para abordar el proyecto de ley elaborado por el Poder Ejecutivo que apunta a gravar la compraventa de acciones de empresas que no cotizan en la Bolsa para compensar la merma en la recaudación fiscal que sufrirá el Estado tras la deducción especial en Ganancias para los salarios de hasta 15 mil pesos.

El objetivo es darle despacho de comisión ese mismo día de modo que pueda ser tratado el miércoles en el recinto donde el oficialismo buscará darle media sanción. En tanto desde la oposición ya adelantaron que intentarán consensuar una posición común para introducir modificaciones al proyecto original.

La iniciativa ingresó a la Cámara baja el martes pasado pocas horas después de que la jefa de Estado anunciara su creación en el marco de las modificaciones aplicadas a Ganancias. El objetivo de este nuevo gravamen es paliar la baja de ingresos que sufrirán las arcas del  Estado a partir de la eximición del pago de Ganancias de cerca de 1,5 millón de trabajadores. 

De acuerdo al titular de la Autoridad Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, este nuevo instrumento permitirá al Estado nacional recaudar alrededor de 700 millones de pesos.

La iniciativa apunta a gravar con el 10% el pago de dividendo de todas las empresas que perciben los accionistas particulares y con el 15% la transacción de acciones de empresas que no cotizan en la Bolsa.

La mayoría del oficialismo y sus aliados en la comisión de Presupuesto y en la composición de la Cámara le garantizarían la posibilidad de obtener dictamen el mismo martes.

Desde la oposición, en tanto, la mayoría de los bloques se mostraron unidos en una conferencia de prensa en la que expresaron “el compromiso de tratar de llegar a un dictamen común que unifique nuestros puntos de vista”, según expresó el titular del bloque radical, Ricardo Gil Lavedra. 

“El proyecto oficial es parcial y de gran precariedad. Por eso buscaremos consensuar un dictamen común sobre todo apuntando a que la actualización del Mínimo No Imponible sea periódica y que no dependa de la buena voluntad del Poder Ejecutivo”, añadió.

En ese sentido, coincidió con Federico Pinedo (PRO), Gerardo Milman (GEN), Alfonso Prat Gay (CC-ARI), Enrique Thomas (Frente Peronista); Juan Carlos Zabalza (Socialista) yVictoria Donda (Libres del Sur) en que “se buscará en el dictamen alcanzar a los sectores excluidos como incomprensiblemente se encuentran los monotributistas, y que alcance también a la actualización necesaria para el impuesto a los bienes personales”.

Sin embargo, parte de los diputados opositores ya adelantaron que acompañan el contenido del decreto presidencial por el que exceptuó del pago del impuesto a quienes tengan un salario bruto inferior a los 15.000 pesos.

Por estar contenido en un decreto y no en el proyecto enviado a la Cámara baja, la cuestión del mínimo no imponible y de las escalas no estará en discusión durante el debate en comisión ni en el recinto.